El momento que vive Santos Laguna, es algo a lo que la afición lagunera ya no estaba acostumbrada… un equipo ganador que en cada partido brindaba espectáculo, ganando o perdiendo, la gente gustaba de ver un partido de los Guerreros, ya que la entrega siempre quedaba ahí. Un equipo competitivo, una delantera explosiva, garantía de goles por partido, ése era el Santos al que la Comarca Lagunera esta acostumbrada, liguillas, finales, primeros lugares en la tabla, etc…

Hoy, el panorama es distinto, las cosas no le han pintado bien al equipo Torreonense en lo que va de este presente Clausura 2011, se han combinado varios factores que hoy por hoy, tienen al equipo en el lugar 16 de la tabla general, con más goles en contra que anotados, con una racha de 5 partidos seguidos con derrota en la liga, y con una afición triste y hasta algo molesta con las decisiones de la directiva.

Una situación importante que se presento hace algunas semanas, fue el despido del técnico Ruben Omar Romano, se combinaron varias circunstancias para que se diera ésto, el equipo comenzaba a perder partidos, se veía la desesperación tanto de Ruben como de los jugadores, al grado de que al final del partido contra Queretaro, que una seña de Romano hacia la afición, fue la gota que derramo el vaso para la directiva para cesarlo. Argumentando un atentado en contra de los valores de la institución, Romano fue despedido, y en la misma noche de ese día, se anunciaba la incorporación de Diego Cocca a la institución.

Llegó un técnico que no conoce mucho al plantel, joven, y a mi parecer, no llegó de una muy buena manera por todo el clima de tension que se vivía, no ha ganado un solo punto desde que llegó, ya que ha tenido poco tiempo para trabajar entre partido y partido.

Pero hoy, hay dos semanas por delante antes del siguiente partido contra Cruz Azul, un rival fuerte que le complicará a Santos. No hay excusas, los jugadores argumentan estar unidos, y hay 15 dias de trabajo por delante, tiempo sufucuente para hablar y planear con mas calma las cosas. Además, pase lo que pase en los siguientes partidos, es tiempo de ir planeando el torneo siguiente, quien se va, quien se queda, no hay tiempo que perder.

Como aficionados solo nos queda apoyar y estar ahí siempre, dale Santos, que tu gente te apoya. Ésto también es un exhorto a la afición, es hora de despertar también y ser 12 en la cancha. El TSM, de una vez por todas, tiene que pesar.

ES HORA DE DESPERTAR SANTOS

Lenin Aguilera

FOTO | MEDIOTIEMPO