Después de presentarse ante su gente; el equipo lagunero, hizo una vez más que el estadio vibrara; como en los viejos tiempos del Corona, se consiguió una compenetración de jugadores y afición.

Algo tenía que hacer Alejando Irarragorri para hacer que el público volviera a pesar; que si se le está pagando un boleto de $150 promedio, no le cuesta nada hacer una mínima inversión regalando ciertos artículos ruidosos.

Sin duda, la tarde noche del sábado, pasará a la historia, ya que se inicia bien la temporada. Es bastante el trabajo que se tiene que hacer; tanto futbolísticamente como para consolidar este compromiso guerrero.

Es extraordinario el escenario que los laguneros tenemos por casa, así que hay que hacerlo valer; que el rival se intimide desde que llegue al TSM, que cuando salga a calentar se queden maravillados tanto por la estructura del mejor inmueble futbolístico de América, como por una de las mejores aficiones de México.

Basta de ir de sociales al Estadio, consumir cerveza, y tomarse las fotos para las redes sociales, mientras tu equipo trata de hacer “bien las cosas”, porque hasta cierto punto, los jugadores se desconciertan por la actitud de la gente; apenas la semana pasada Juan Pablo Rodríguez comentaba no entender a la afición, ya que pierdan, ganen o empaten son abucheados.

Es momento de consolidar esta unión, apoyar al equipo siempre, y hacer que nuevamente se sienta “La Casa del Dolor Ajeno”.

Por su parte el Club hace lo suyo, está respondiendo con resultados y estrategias publicitarias incitando al público a ser consumidor de los colores verde y blanco, pero… tú como aficionado: ¿Estás dispuesto a entregar el corazón desde la tribuna para ser nuevamente el campo más difícil de la primera división?

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR