La actual racha positiva en la que se ha envuelto el Santos Laguna desde la llegada de mesías Benjamín Galindo ha propiciado un gran ambiente en el seno lagunero que se nota en cada entrenamiento, declaración y hasta en el calentamiento previo a los partidos y en los juegos mismos. Dicha armonía se ha visto reforzada por la pelea deportiva por un puesto en el once titular. Quienes se sentían inamovibles han vuelto a saborear el bancazo mientras que aquellos que apenas atisbaban alguna oportunidad en CONCACAF Liga Campeones han visto como en la Liga local también se les abren las puertas… a casi todos, salvo a Aarón Galindo.

Para mi los dos fiascos como refuerzos han sido, en ese orden, Galindo y Suárez. El ecuatoriano se ha visto favorecido por la falta de delanteros más que por su aporte y calidad para repetir en las alineaciones. Pero lo de Aarón Galindo es de llamar la atención. O de dar pena, como ustedes juzguen. En el actual Apertura 2011, el zaguero acumula la impresionante cantidad de 111 minutos jugados. Sólo ha participado en dos partidos, uno de ellos completo. ¡Y vaya que oportunidades no le han faltado! Al estar dentro de la zona más endeble del equipo en las ultimas temporadas, era de esperarse que ante la baja de juego o lesión de un compañero las miradas del (los) entrenador(es) estuvieran puestas en el desempeño del capitalino. Pero no ha sido así. Entre desconfianza y lesiones, Galindo va haciendo de la banca (o de los entrenamientos) su lugar común.

Otro punto en contra para el defensor han sido las lesiones. Cuando ha surgido la oportunidad de repetir en Liga o CONCACAF, la extenuante carga física de los últimos torneos le ha pasado factura. Esta bien, no debo ser sarcástico, pero no deja de asombrarme como un jugador que se ha pasado los más recientes dos años sin actividad profesional de alto rendimiento, pero que realizó una de las pretemporadas mas rigurosas para algún plantel de la 1era División, se lesione en un entrenamiento. Ahora si que a Aarón le “llueve sobre mojado”.

Para como veo las cosas y sobre todo con el repunte de los Guerreros en las dos competencias en donde esta participando, que alguien le aconseje a Aarón Galindo cargar con un extintor de mano, como los de los coches. No vaya a ser que de tanto calentar la banca, termine por quemarla.

awante!

twitter | @berortiz @pasionguerrera

foto | kaiser-sports