Cada vez está más cerca el día en donde se tendrá que demostrar que tenemos un equipo de verdaderos guerreros, en contra de un plantel con hambre de triunfo; que quiere ser más que el caballo negro de la liguilla.

La fortaleza de Santos Laguna: Todos y cada uno de los jugadores tienen elementos y calidad de sobra para poder dar un gran espectáculo, y sobretodo hacer buen fútbol. Se tiene prácticamente la misma plantilla que llegó a dos finales consecutivas, y que sin duda fue doloroso el perderlas, pero este es un buen reto para nuevamente ilusionarse con levantar la copa.

Otra de las fortalezas, es que el delantero lagunero; Oribe Peralta se encuentra por buen momento. En el presente torneo realizó 10 anotaciones, quedándose a uno solo, del goleo individual, ya que no participó en todas las jornadas, por asistir a los juegos Panamericanos, en donde se destacó por sus 6 goles.

Las debilidades de Santos Laguna: Lo único que podría frustrar el sueño guerrero, será la falta de actitud en los jugadores, ya que si se deciden a ganar, lo van a lograr sin importar el rival que tengan enfrente. No mencionaré el arbitraje, porque si bien puede influir en un resultado, no será elemento contundente para arruinar un buen juego de los guerreros.

Esperanza: Todas las expectativas están puestas en el juego de ida de los cuartos de final, se podrá contar con prácticamente todo el plantel, a excepción de Santiago, que fue expulsado en el encuentro previo a la liguilla. Toda la afición lagunera vuelve a soñar con ver a su equipo entregar el corazón en la cancha y una vez más levantar la copa, que de tan cerca se ha acariciado.

No queda más que esperar el juego, y ver lo que ya tantos jugadores han dicho; entregar todo en el campo haciendo buen fútbol.

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR