En esta época en que acostumbramos esperar nuevos jugadores en los equipos, mientras otros se van; son muy pocos los que se siguen recordando por las grandes hazañas que hicieron.

Es por esto que me permito hablar de un referente en la portería lagunera desde el Invierno 98. Es Adrián Martínez, mejor conocido como “El Grande Martínez”, compartiendo equipo con Marcelo Ríos, Héctor “El Pity” Altamirano y Miguel Ángel García, entre otros.

La aparición de Martínez no estaba planeada, sin embargo José Miguel, el portero titular, sufrió de una lesión, lo que ocasionó que Adrian entrara en su lugar.

Para el Verano 99, la plantilla del equipo era diferente, ya que aparecieron grandes figuras como lo fueron Johan Rodríguez y Eduardo Lilligston, Jorge Campos, “El Rifle” Vizcarra y de portero suplente; Tomás Adriano, ya que “El Grande” se había ganado la titularidad indiscutible.

Salió durante un año del Santos Laguna, pero esto no impidió que regresara para consolidarse como un icono de la portería lagunera.  Antes de partir se encontraba en su mejor momento, pues levantó el segundo trofeo de campeón que tiene la institución.

Actualmente milita en la División de Asenso con el Club Deportivo Irapuato, pero siempre quedará en la mente de todos los laguneros como uno de los guerreros que nos hicieron gritar por segunda ocasión; Santos Campeón.

“El Grande Martínez”, permaneció 6 años en el club albiverde, y solo se ganó dos tarjetas; una preventiva y una más roja. Ambas fueron sacadas ya con menos de 5 minutos en el cronometro de los juegos.

En el mismo año en que se coronó Campeón con Santos, tuvo una convocatoria a la Selección Mexicana para representar la Copa América 2001, quedando como subcampeón de dicho torneo y consolidándolo como: “El Grande Martínez”.

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR

FOTOGRAFÍA: El Siglo de Torreón