¿Que hay detrás de un partido? Independientemente que existan resultados positivos ó negativos, y que se halla jugado bien ó mal, es impresionante lo que los colores pueden desbordar.

Basándome en el partido que se jugó vs Chivas, es realmente gratificante que el Estadio Omnilife haya registrado una “buena entrada”, y si, obviamente predominaron los colores del equipo local, pero el factor fue precisamente el visitante. Taquilleros del inmueble, declararon que la venta de boletos iba bien gracias a que mismos aficionados de Chivas irían a ver un partido atractivo contra Santos.

Obviamente no fue un buen juego y en el pecado llevamos la penitencia los Guerreros, pues perdonamos y regalamos tres puntos, e independientemente que se hubiera podido recuperar uno casi al final del encuentro, la afición y barra del Santos no dejó nunca de apoyar. Inclusive el estadio enmudeció con el gol que anotó Hérculez Gómez.

La afición verde y blanca que se dio cita en el Estadio fue mucha, inclusive por parte de la barra fueron más de diez camiones los que hicieron el viaje, y aunque la suerte en el resultado no nos acompaño en esta ocasión, tampoco fue en las Autoridades y Directiva del Rebaño, quienes dio un mal trato a la misma. Así fueras de manera independiente, aun y con el resultado a favor del local, los “baños de agua” no cesaron en contra de los Guerreros.

Lo bonito y esencia del futbol es precisamente el disfrutar un partido, porque al final de cuentas no deja de ser un juego, hay que saber ganar, empatar y perder. Estoy en contra totalmente del racismo, no comparto los gritos e insultos a futbolistas con este tipo de comentarios. Entiendo que la pasión que se siente es inmensa, pues en ocasiones va más allá de un grito de gol, muchas veces hasta afecta a nuestro estado de ánimo de toda la semana.

No es un futbolista en especial, tampoco un partido, simplemente son los colores, la historia que te mueve, que se siente y se llevan tatuados en la piel. El fútbol no respeta sexo ni edad. No importa si se obtienen los tres puntos, uno o ninguno, el amor por la camiseta no cambia. Se vale ser críticos porque de esto aprenderemos los errores, es momento de apoyar al equipo, pues necesitan el cobijo de una verdadera afición ya que de los últimos nueve puntos disponibles, solo se consiguió uno.  

Vamos Santos; ¡Un guerrero nunca muere!

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR

FOTOGRAFÍA: @DaniitaR