Si hiciéramos una gráfica del comportamiento del Santos Laguna en el presente campeonato, en este momento se estaría dibujando una curvatura en declive, debido a los últimos 3 partidos, siendo la derrota ante Morelia, el empate con Monterrey y la reciente derrota a manos del Guadalajara las causales de dicho comportamiento.

Para Los Guerreros es tiempo de recomponer el rumbo, vienen dos partidos consecutivos en casa y contra equipos que no andan bien en el torneo, que tienen problemas, uno deportivos y el otro económicos y de descenso, por lo que se debería aprovechar al máximo esta situación.

Aunque después de haber enfrentado al último lugar, que era la peor ofensiva y una de las peores defensivas, y que nos haya pasado por encima, no nos queda más que esperar que se revierta nuestro estigma de ser el levantamuertos oficial del futbol mexicano.

Es increíble la displicencia de varios jugadores Guerreros que pasaron inadvertidos durante casi todo el partido, producto también de un planteamiento por demás medroso por parte del Maestro Benjamín Galindo, prácticamente fueron a Guadalajara a entregar el partido.

Hay varios jugadores que necesitan, no, no necesitan, LES URGE estar en la banca un rato, tal es el caso de Daniel Ludueña, Oribe Peralta, Juan Pablo Rodríguez y quizás hasta Oswaldo Sánchez.

Todo el primer tiempo y parte del segundo, Los Guerreros no aparecían en la cancha, no pasaban del medio campo, César Ibáñez, aunque por momentos se vio un tanto exhibido por los delanteros chivas, fue de los pocos que se acordó que estaban jugando al futbol y que lo que mejor hace el Santos Laguna es atacar. Él, junto con Marc Crosas y Herculez Gómez son los únicos que se salvan de la quema, tal vez también un poco el Guty Estrada, pero de ahí en más, solo les faltó ponerle un moño rojo a los 3 puntos.

Con el ingreso de Marc Crosas y Herculez Gómez, cambió un poco la fisonomía del Santos Laguna, de hecho se conectaron bastante bien para concretar un espléndido gol que fue el único de Los Guerreros, un gran pase del español y un excelente remate de cabeza del mexico-estadounidense que dejó sin oportunidad alguna a Luis Michel.

Ya para el final del encuentro fue cuando Los Guerreros comenzaron a apretar y se acordaron que estaban jugando un partido de futbol y no una cascarita de entrenamiento, pero lo que no hiciste en 88 minutos, no lo vas a hacer en los últimos 2 más 3 de compensación.

Todavía Marco Antonio Rodríguez, tal vez queriendo lavar un poco su nombre ante el Santos Laguna, o quizás demostrando que ya debiera retirarse porque ya comete muchos errores de apreciación, le regaló un penal a Los Guerreros, que desafortunadamente no aprovecharon.

Fue Herculez Gómez quien tomó el balón y pudo vestirse de héroe, sin embargo su disparo le salió sin fuerza ni colocación, y el arquero chiva solo tuvo que recostarse sobre su lado derecho para quedarse con el esférico.

Claro que no se le puede echar a él la culpa de la derrota, fue uno de los pocos que realmente jugó, la culpa la tienen todos en conjunto incluyendo al cuerpo técnico por haber salido con ese planteamiento temeroso.

No se pueden perder más puntos en casa, debemos aprovechar estas dos fechas consecutivas como locales contra San Luis y Puebla para avanzar y sacar los 6 puntos, ya que de ser líderes, actualmente el Santos Laguna se encuentra en el 6° lugar, cayendo a la parte media de la tabla.

Para el siguiente partido en contra de los Gladiadores de San Luis, y tal vez para el juego en contra del Puebla, Los Guerreros no contarán con los servicios de Carlos Darwin Quintero, ya que se encuentra lesionado y estará fuera de dos a tres semanas.

A mí en lo personal me gustaría ver el sábado de inicio a Crosas y Gómez pero pues me van a decir como Alejandro Irarragorri a Juan Gómez Junco: “Cuando compres tu equipo o seas tú el director técnico, aunque sea en FIFA 12, entonces haces tú esos cambios”… xD

ANIMO GUERREROS!!!…

Contacto vía twitter: @pasionguerrera  |  @napoleonname

Foto: periodicodigital.mx