Primer tiempo donde se notó que a la escuadra lagunera le afectó el juego de media semana en concachampions. Los jugadores salieron timoratos, faltos de actitud y permisivos en todos los sectores del campo.

El limitado equipo poblano creó un par de jugadas de peligro en base a sus delanteros Luis García y DaMarcus Beasley durante la primera parte. Sin embargo, no fue hasta los últimos minutos del primer tiempo cuando pudieron abrir el marcador gracias a un error garrafal de Oswaldo Sánchez (¿otro?).

Para la segunda mitad todo cambió como por arte de magia.

Crosas volvió a conectarse con Gómez e inmediatamente pusieron los cartones iguales gracias a un disparo certero de este último. Santos tomó confianza (como siempre cuando va abajo en el marcador) y con el apoyo del público le “apedreó el rancho” a los camoteros un buen rato hasta que Oribe logró poner el 2-1.

Al final, y con un equipo poblano totalmente entregado, Santos en base a contragolpes logró la tercera anotación por conducto de Gómez que simple y sencillamente se ha ganado la titularidad.

Bipolares, cansancio, dosificación, suspenso, errores, espectáculo… ¿Qué otra emoción genera el equipo en esta temporada?

Foto| MedioTiempo