Esté Sábado fue una muestra más de que el equipo sin los titulares puede hacer cosas grandes, venciendo a un equipo con grandes expectativas a destacar, aunque por unos momentos este ni se vio, la gran compostura del equipo lagunero fue sobresaliente, sacando valiosa victoria de una cancha tan difícil como la es Azul, en fin, destacando a muchos jugadores, como Oswaldo Sánchez, que si bien, fue demasiado criticado en su momento por aquel error, pero lo sigue haciendo bien es un gran portero y no le veo un pronto final,bien por nuestro cancerbero, es algo que nos debe tener contentos a todos, si el juega bien, el equipo está bien.

Pero quiero destacar a alguien, me gustaría destacar a Carlos Darwin Quintero, que a pesar de su lesión, se vio agresivo, se vio contundente y se vio muy dedicado en lo que le gusta hacer, desequilibrar con el balón, correr y amagar, la forma de jugar de Darwin es simplemente fenomenal, muy pocos jugadores tienen virtudes como las tiene el, el “Darwinismo Lagunero” mote que me gusto darle, no tendrá a lo mejor un buen tiro de larga distancia, pero en este partido, anotó, que es lo que todos los Guerreros queremos.

Siendo realistas los partidos pasados no se extrañó mucho a Darwin, pero puede ser ya sea un buen relevo, o un buen sustituto de Daniel Ludueña, que ni por las buenas se pone a jugar, el relego a la banca es su próxima condición, algo que ya de había hecho, pero el gran número de lesionados permitió que este volviera a tener actividad de titular. También Darwin se puede destacar como un medio extremo, delantero, o en la posición de Ludueña, como un tipo enlace, que esto lo hizo mucho en torneos anteriores.

¡Qué bueno por Carlos!, ya era hora de tenerlo de vuelta en el equipo, no sé quién empiece el próximo partido, pero el quién lo haga, lo hará de manera espectacular al querer hacerse de ese cuestionado lugar en el cuadro inicial.

¡Suerte a todos ellos!, el que lo obtenga será productivo para el equipo, el merecimiento quedará allí.

Twitter | @HuggoCarrillo