El refuerzo que llegó como contratación estelar al equipo Campeón de México, fue Edgar Gerardo Lugo, apodado; el Lujo del fútbol.

Después de que en su presentación como Guerrero, se comprometiera a dejar el alma en cada jugada, hasta hoy, después de nueve jornadas en la Liga MX y algunos partidos en CONCACAF, el jugador ha dejado mucho que desear.

Se pagaron varios millones de dólares para comprar a tal elemento, mismos que no ha desquitado en buenas actuaciones dentro de la cancha. ¿Cuánto tiempo necesita Lugo para adaptarse al equipo? Sí bien, es una realidad que Santos Laguna tampoco ha mostrado el nivel que lo llevó a ser Campeón, Edgar Gerardo tampoco ha demostrado porque se le llamó el Lujo.

Parece ser que a Lugo se le olvidaron esos tiros de larga distancia que hacía y el balón terminaba al fondo de la red, ya no se acuerda de las buenas actuaciones que desempeñaba por la banda y abastecía de centros a sus compañeros, en pocas palabras dejó en el pasado su apodo de el Lujo del Fútbol.

Queda claro que calidad tiene, pero le ha costado demasiado adaptarse con el equipo, factor que no debería ser evidente, ya que basta recordar el torneo pasado en que se incorporaron Hérculez Gómez y Marc Crosas al plantel, llegando a trabajar e incluso a conectar con la afición a través de redes sociales, y dicho sea de paso; Lugo ha cerrado su cuenta en Twitter.

Tal parece que tendrá que empezar de nuevo, ya que acaban de dar de alta al ecuatoriano Christian Suárez, y todo parece indicar regresará a la titularidad después de las actuaciones no brillantes del seleccionado mexicano.

Y no sólo se tendrá que aplicar en la cancha, sino con sus mismos compañeros, ya que llegó con una actitud por demás sobrada al vestidor, a grado de hablar lo meramente necesario con los jugadores, situación que se vio reflejada en la celebración (si se le puede llamar así) del único gol que Lugo ha marcado con los Guerreros, esto en CONCACAF, en donde hay más apoyo cuando un jugador la falla que en dicha anotación.

Repito, el futbolista tiene calidad, pero la paciencia ha terminado y no sólo con él, sino con el equipo, se necesita sumar de tres en la plaza que sea, y si es de la magia de los botines de Lugo, entonces yo también comenzaré a llamarle: Lujo.

Por lo pronto… ¿Y el Lujo del Fútbol?

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR

FOTOGRAFÍA: @soysanto