Sin ser un partido espectacular, el Atlante-Santos Laguna superó las expectativas.

Dos cuadros que se encontraban en la parte media de la tabla de posiciones, ambos urgidos de goles y de puntos.

Los primeros minutos fueron dominados por los locales, aunque no generaban gran peligro, el real peligro era la defensa santista que no se entendían, literalmente “se hacían bolas” atrás, no se hablaban, y esto es en gran parte debido a que se presentó una defensiva que no había jugado junta como tal.

Rafaél Figueroa había venido jugando en el lugar de Aarón Galindo que se encontraba lesionado. Se recupera el central pero a su vez se lesiona el otro central Felipe Baloy. Y lo más lógico era que reapareciera Galindo pero siguiera Figueroa pero no fue así.

Rafa fue relegado a la banca y en su lugar el titular fue Osvaldo Alanís.

Asimismo, el Guty Estrada se reincorporó al cuadro titular, pero se vio un poco errático en su accionar, sobre todo al inicio del partido.

De esa manera, poco a poco se van reincorporando los jugadores que se encuentran lesionados, el que también ya lo hizo es Juan Pablo Rodríguez, y esto se nota mucho en la recuperación de balones en la media cancha.

En la primer llegada que tuvieron Los Guerreros al minuto 14, cayó el gol que les daba la ventaja en una gran jugada de Daniel Ludueña que se quitó a dos hombres dentro del área atlantista y cruzó su disparo para que nada pudiera hacer el arquero Villalpando.

A partir de ese momento Los Guerreros se fueron adueñando de la situación durante todo el primer tiempo, sobre todo hubo dos jugadas muy claras una de Oribe Peralta y otra de Gerardo Lugo, no obstante hay que decirlo, Atlante también tuvo algunas llegadas.

Para el segundo tiempo Los Potros salieron con la convicción de conseguir el empate, pero esto generó espacios y en una jugada en la que se pedía fuera de lugar que no existió, Cándido Ramírez disparó a quemarropa al arquero local que pudo desviar el balón, pero éste le cayó a Darwin Quintero quien estaba atento a la jugada y solo la empujó al fondo de la red para el segundo gol del Santos Laguna.

El Atlante no bajó los brazos y siguió generando llegadas, hasta que con un gran disparo de media distancia de Nápoles consiguieron el gol que los ponía nuevamente en la pelea. Sin embargo a los pocos minutos Oribe Peralta en una espléndida jugada individual consigue el tercero para Los Guerreros.

Lo importante es que con este triunfo, Los Guerreros están nuevamente en zona de clasificación, además de haberse rencontrado con el gol.

Siguen dos partidos que en el papel parecerían cómodos y ganables, el miércoles en el Estadio Corona frente al Atlas y el sábado en el estadio de La Corregidora en Querétaro frente a los Gallos Blancos, dos equipos que están metidos en problemas de descenso, pero que eso puede volverlos más peligrosos, ya que necesitan los puntos para subir en la tabla de porcentajes.

A falta de siete jornadas para que termine la presente campaña en su etapa regular, Los Guerreros se ubican en la sexta posición, aún están lejos del nivel que mostraron durante los dos torneos anteriores, y han continuado las lesiones, sin embargo esperamos que para el cierre del actual torneo recuperen el nivel y vuelvan a pelear por el título.

ANIMO GUERREROS!!!

Contacto vía twitter: @pasionguerrera  |  @napoleonname

Foto: www.pamboleros.net