Desde pequeño he escuchado que cuando se tiene un problema el primer paso para tratar de solucionarlo es aceptarlo y no negar la problemática. Hoy en día, quien no acepte que Santos Laguna tiene algunos problemas simplemente no quiere ver la realidad.

Los problemas de lesiones y baja de juego de algunos jugadores se deberían solucionar con elementos de banca en óptimas condiciones para jugar como sustitutos y en una de esas, hacerse de la titularidad. No ha sido el casoLos constantes llamados de seleccionados a sus respectivos equipos nacionales han dejado huecos que, insisto, no han sido llenados satisfactoriamente por los reservistas. Pareciera que no hay un trabajo previo durante toda la semana, pues cuando las circunstancias obligan a jugar hasta con 6 reservistas, los once albiverdes parecen mas un equipo de desconocidos que parte de un plantel profesional de veintitantos jugadores.

El cuerpo técnico encabezado por Benjamín Galindo no ha sabido enmendar los puntos anteriores y se han dedicado a manosear jugadores a diestra y siniestra sin siquiera darles la oportunidad de demostrarse por lo menos en un par de juegos consecutivos, como es el caso de los jóvenes Adachi, Joya y Cárdenas. Han improvisado en posiciones en las cuales tienen material de sobra (probado), tal es el caso de la defensa central prefiriendo a Alanis sobre Figueroa o BaloyEl punto anterior se ve reflejado, por ejemplo, en la mala temporada que está teniendo toda la parte defensiva, que se ha visto claramente superada e incluso exhibida en los juegos en León y el Toluca. Tanta rotación, ya sea por decisión táctica o por motivos netamente deportivos obviamente está pasando factura. Pero no se ven indicios de que el D.T. sepa como solucionarlo.

A pesar de todo lo anterior (y algunos otros puntos no mencionados) el equipo se encuentra en zona de calificación y con el boleto a la liguilla dependiendo de ellos. No quiero entrar en pronósticos como “con Monterrey empatamos, a Cruz Azul le ganamos y en Morelia también” o cosas por el estilo pero en el caso de entrar a la liguilla, debemos estar conscientes que no lo haremos como primero o segundo de la tabla (posiciones hasta cierto punto cabalísticas para Santos), ni siquiera dentro de los cuatro primeros. Y en realidad eso ya no tiene importancia.

Les recuerdo que a partir de este torneo la posición en la tabla ya no es factor de desempate ante un escenario de igualdad en el marcador global en liguilla. La dirigencia de la Liga MX ha querido emular los criterios de desempate de la Champions League y ahora el factor “gol de visitante” es el que regirá en la Fiesta Grande. No importa si Santos Laguna es primero u octavo (salvo por la “ventaja” de cerrar en casa), lo importante es anotar de visita y que no te lastimen de local.

Y es aquí donde encadeno mi inicio de comentario. Santos Laguna tiene un serio problema defensivo y no lo quieren aceptar. Los laguneros podrán sacar los puntos necesarios para entrar a la postemporada como sea, jugando a lo que puedan, pero si no se corrige la zona defensiva, no se avanzará más allá de Cuartos. En temporada regular solo los Jaguares no fueron capaces de anotar en el Corona mientras que los guerreros se han ido en blanco en tres de los siete juegos de visita que han disputado hasta el momento. Hoy mas que nunca la liguilla será a goles, y los nuestros han recibido mas de los que han anotado. La ofensiva fiel a su costumbre puede explotar en cualquier momento, pero es necesaria una zaga sólida e imponente.

En la medida en la que se acepten los errores y se trabaje en corregirlos los nuestros tendrán la oportunidad de disputar y no solo participar en una posible liguilla. Quien piense que por el hecho de lograr la calificación, aún con los lesionados y ausentes, ya se cumplio el objetivo está muy equivocado. Salvo Lugo y Alanis es el mismo cuadro que levantó el trofeo hace unos meses. No puede ser que el cansancio y las ausencias sean la causa por la cual este equipo se ha olvidado de jugar con actitud buena parte del semestre.

¡awante!

twitter | @berortiz @pasionguerrera

foto | mediotiempo