Como es una costumbre Santos se a mantenido discreto en el mercado invernal, con fuertes cambios en el primer equipo como el de Daniel Ludueña y Pedro Caixinha, pero observando más a fondo en el club se puede apreciar una re-estructuración total en la forma de trabajo de los Guerreros.

Últimamente se ha invertido en  las fuerzas básicas del club en una manera sobresaliente, haciéndose de jugadores jóvenes como Walter Sandoval de 16 años, Ely Esterilla de 19 años y desde hace ya un par de torneos cuenta con César Ibáñez de 20 años, además de Cándido Ramírez, que a pesar de debutar con los Santos en primera división, Cándido llegó a las fuerzas básicas de los Guerreros como un futbolista profesional con trayectoria en varios equipos de divisiones inferiores.

Tal parece que la inminente venta del equipo comienza a manifestarse cada vez más en la estructura del club, haciendo referencia a la evidente rebaja de nómina y a una silenciosa pero llamativa forma de comenzar a reforzar al equipo sin fuertes desembolsos de dinero por jugadores de renombre.

 Sin un respaldo financiero sólido como el que daba Grupo Modelo tal parece que será muy difícil que en Santos se vea algún fichaje caro en los próximos mercados de transferencia, y que de ahora en adelante el Club se dedicará a la formación de jóvenes, metodología que a corto y largo plazo resulta más económica que comprar jugadores ya formados.
¿Ustedes que piensan? ¿Les agrada la idea?
Twitter | @adrian_alvizar
Fotografía | zocalo.com.mx