Si bien en cada partido Los Guerreros van mostrando mejor cohesión, aún falta mucho para poder ver un Santos Laguna como en otros torneos, contundente, avasallador, que imponga condiciones en cualquier terreno, que sea temible para sus rivales.

Se tienen muchas carencias que ya se conocían desde la temporada anterior y la directiva no hizo nada para subsanarlas, al contrario, descobijó la media cancha con la salida de Daniel Ludueña, y no es propiamente por la salida del jugador, sino porque no se contrató a nadie que lo pueda suplir.

Ni el avión Calderón (que más parece avioncito de papel), ni el colombiano Rentería y ni mucho menos el cartucho quemado de Mauro Cejas que lo contrataron incluso estando lesionado, pueden ni podrán suplir la calidad del “hachita”.

La parte defensiva no se ve sólida, Felipe Baloy y Rafaél Figueroa están demasiado lentos, Iván Estrada tiene una baja de juego muy significativa y Aarón Galindo se ve desubicado cuando le toca estar en el terreno de juego. Por el Contrario, parece que por fin Osmar Mares puede consolidarse, pero eso depende de él mismo, porque en ocasiones da una de cal por dos de arena.

Es importante de igual manera resaltar la falta de contundencia en la delantera, ya que en el partido anterior ante los Pumas se tuvieron bastantes y muy buenas oportunidades, algo pasa por las mentes o por los pies de nuestros delanteros Guerreros que los balones van desviados.

Como siempre, el que mejor cumple es el hombre record del Santos Laguna, Oswaldo Sánchez, quien acumuló un penal atajado más a su marca.

Él, junto con Juan Pablo Rodríguez son quienes se han echado el equipo a hombros, pero Oswaldo desde su posición no puede hacer gran cosa ofensivamente y el Chato no puede solo con todo el trabajo de la media cancha.

Rodolfo Salinas parecía en los primeros dos partidos que sería la revelación santista de este torneo, pero todo quedó ahí, igual que Mares, nos da una buena por dos malas.

Ahora vendrá un partido sumamente importante, en primer lugar por ser en el Estadio Corona, en segundo lugar porque de perder puntos Los Guerreros podrían caer hasta el 8º o incluso hasta el 10º lugar dependiendo de otros marcadores, y en tercer lugar por recibir a dos ex guerreros, Christian Suárez y el ya mencionado anteriormente Daniel Emmanuel Ludueña, mismos que fueron campeones con Santos Laguna.

Y si mencionamos a los que vienen con el plantel rival, en la dirección técnica viene Gabriel Caballero, quien llegó a México con Santos Laguna, también fue campeón y consiguió un título de goleo con Los Guerreros.

Para esta ocasión, debido a que tanto Los Guerreros como Los Tuzos cuentan con varios jugadores que son seleccionados por sus respectivos países, se cambió el horario y se volverá a jugar como antaño en el antiguo Estadio Corona, el domingo a las 4:00 p.m.

Tal vez a algunos nos dé un poco de nostalgia volver a este horario, pero pues dicen que recordar es vivir. Esperamos sea un buen partido y que los nuestros consigan los 3 puntos.

ANIMO GUERREROS!!!

Contacto vía twitter:  @napoleonname  |  @pasionguerrera

Foto: Foros de elsiglodetorreón.com.mx