Tanto se ha hablado de la invasión de aficionados de Tigres a San Luis en la jornada pasada que, por supuesto, vienen a nuestra memoria capítulos muy parecidos de la afición guerrera haciéndose presente en grandes cantidades en otros estadios. Uno de ellos, el Universitario.

Fue un sábado 19 de abril donde más de 15 mil aficionados laguneros coparon las tribunas del Estadio universitario sin tener que recurrir a las nuevas tecnologías para poder organizarse ni por la moda de que el equipo estuviera pasando por un momento increíble en la liga.

¡No! Nada de eso…

Aquel equipo de Galindo, Adomaitis y el «Zurdo» López caería derrotado 1-0 tras haberse marcado una falta inexistente dentro del área y que posteriormente convertiría «Pastor» Lozano. La afición salió triste y sin presumir que la grada se había pintado de verdiblanco. No nos importaba eso.

Para nada demeritamos la invasión tigre. Únicamente es un recuerdo que llevamos muchos Guerreros en el corazón. Invadir el estadio del equipo vecino por el simple amor a la institución.

Vía|Foto| El Siglo de Torreón