Santos Laguna nuevamente está en una final, la segunda consecutiva del torneo de campeones y subcampeones de la CONCACAF, y coincidentemente es en contra del mismo rival que en la edición anterior.

Nuevamente se da una final entre equipos mexicanos, lo que confirma que aún y cuando las ligas de Estados Unidos, Costa Rica, Honduras, Panamá y Guatemala han tenido crecimiento (sobre todo la de Estados Unidos), el nivel de los equipos mexicanos sigue estando por encima del resto de la región.

Fueron designados como árbitros para esta final los mexicanos Roberto García Orozco, que dirigirá el juego de ida en el Estadio Corona el 24 de Abril a partir de las 21:00 horas.

Para el juego de vuelta en el Estadio Tecnológico, será el polémico Marco Antonio Rodríguez, mejor conocido como Chiquidrácula o Chiquimarco, el 1° de Mayo también a las 21:00 horas. Hay que recordar que a Los Guerreros no les va muy bien cuando les pita este árbitro, sin embargo las estadísticas no juegan y esperamos que deje atrás el personalismo y se dedique a los suyo, marcando bien para ambas escuadras.

En lo personal creo que fue algo desatinado por parte de la Confederación el designar a estos árbitros, en primer lugar porque si son dos equipos mexicanos, el tener árbitros del mismo país pudiera prestarse a malas interpretaciones, un árbitro extranjero sería visto como más ajeno e imparcial.

Y en segundo lugar, por la crisis tan tremenda que sufre actualmente el arbitraje mexicano, a todos los equipos les ha perjudicado en esta temporada el arbitraje. En lo que concierne al Santos Laguna, les han anulado goles legítimos y no les han marcado penales claros en los últimos partidos.

En fin, esto ya está decidido y solo esperamos que los árbitros hagan su trabajo y no perjudiquen a ningún equipo ni al espectáculo.

ANIMO GUERREROS!!!…

Contacto vía twitter:  @napoleonname  |  @pasionguerrera

Foto: www.vavel.com