¡Ah, que sufrimiento con nuestros Guerreros en los últimos partidos!

Por ahí leí un comentario que tiene mucha verdad: “Ser Santista es aguantar, aguantar y aguantar los nervios…”

No digo que sea lo más sano. De hecho estoy seguro que más de uno se terminó de comer las uñas con el corazón latiendo al máximo.

Nuestros Guerreros lograron avanzar a semifinales en un partido bastante dramático. Primero un gol polémico de Atlas que nadie pudo asegurar al 100% si entró por completo. No obstante, algunos minutos después “Topo” Rentería logró encontrarse un rebote para empatar los cartones en el marcador.

Después llegó la expulsión del portero héroe en el primer partido, Miguel Pinto, por una mano clarísima fuera del área. Todos creíamos que el partido estaría inclinado totalmente a nuestro favor; sin embargo, Atlas con 10 hombres realizó un partido estupendo logrando complicar en varias ocasiones.

Afortunadamente para más tranquilidad llegaron los dos goles de Quintero, pero aún así los Zorros siguieron intentando y mantuvieron el partido en tensión. Realmente un digno rival.

Hay mucho que trabajar de cara a las semifinales contra Cruz Azul. Vamos de apoco cumpliendo objetivos rumbo a la gran final.

PD: Para todos aquellos que reventaron a Quintero y Rentería… ¿Qué dicen ahora? ¿Festejaron los goles?

 

 Foto| Mediotiempo