La incertidumbre es el sentimiento que embarga a los Guerreros. Hay esperanza en remontar en la semifinal de vuelta y realizar una hazaña histórica para el Club.

Contrario a lo que muchos pensarían, el ambiente que se respira en el seno del equipo es positivo, el entrenamiento del día estuvo lleno de bromas entre jugadores.

Tanto el posible rojiblanco Guty Estrada como el Lagunero Osmar Mares, declaran que será muy difícil la tarea; sin embargo, no piensan que todo este perdido, Santos no está muerto hasta que el árbitro pite el fin del encuentro.

A toda la afición creyente en los milagros, y a los que no creen, les piden que confíen en su equipo, quizá no alcance, pero se dejarán la vida en el partido; somos Guerreros.

Suena complicado, pero los jugadores confían en que se puede, y en tono de broma el zurdo Mares se despidió de los medios con la siguiente frase: ¡Nada es imposible!

¡Ánimo afición! #HastaElFinalGuerreros

 

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR