Ayer concluyó el régimen de transferencias del futbol mexicano, y como es lógico, todos los aficionados de todos los equipos, en este caso Santos Laguna, estábamos ávidos de saber qué jugadores llegaban y cuales se iban de la institución.

Las redes sociales eran una ebullición de información al respecto, muchos eran rumores, algunos con cierta veracidad, otros eran falsos, algunos medios amarillistas se valían de eso para hacerse de seguidores y estar sembrando la desconfianza y la desinformación. Era hasta que lo hacía oficial algún medio serio o el mismo club cuando se tenía la certeza de la salida o la llegada de tal o cual jugador.

Sobre todo en el twitter leía que: “están desmantelando al equipo”, “puras ventas y nada de compras”, y muchas expresiones de ese tipo, pero siendo sinceros, ¿por qué decir que desmantelaban al equipo?, ¿quién salió que realmente valiera la pena?

Iván Estrada: Se va a extrañar al pequeño gigante de la pradera derecha, era (ojo… ERA) un gran jugador, 4 veces ganador del balón de oro en su posición, daba la vida en la cancha y era toda entrega, todo pundonor, todo un ídolo para la afición, pero vamos a ser sinceros, el último torneo que jugó con Los Guerreros ya no fue el mismo, incluso en la liguilla dejó mucho qué desear, tan así que el partido de vuelta de la semifinal ya no lo jugó. Además, él mismo fue quien pidió salir del equipo tras no haber llegado a un acuerdo en la renovación de su contrato.

Herculez Gómez: Cuando recién llegó al Santos Laguna, lo hizo con el pie derecho. Él y Marc Crosas se convirtieron en un enganche letal para los rivales y fueron pieza fundamental para conseguir el campeonato, después de ahí bajó mucho su nivel y el torneo anterior no jugó lo que se esperaba, incluso siendo en ocasiones relegado a la banca por el canterano Mario Cárdenas. Sí era un jugador muy entrón, que peleaba los balones y que jalaba marca, pero ya no era muy utilizado por Pedro Caixinha. Tuvo ante la lesión de Oribe Peralta la oportunidad de consagrarse en la delantera guerrera y no la aprovechó.

Cándido Ramírez: Un jugador joven y habilidoso, a mucha gente no le gustó que se haya ido, pero no era utilizado por el Técnico Guerrero, muchas veces no salía ni a la banca. El más beneficiado con su cambio será él mismo, porque yo no dudo que en Pumas le den la oportunidad que no tenía en Santos Laguna.

Gerardo Lugo: Un jugador intermitente, unos partidos jugaba y otros no. Si bien a últimas fechas comenzó por fin a mostrar el buen futbol que tuvo en sus anteriores equipos, también debemos recordar las muchas oportunidades que tuvo en dos torneos y que no las aprovechó, normalmente salía abucheado, le costó mucho adaptarse al equipo.

Aarón Galindo: Buen defensa central pero no jugaba. Los titulares inamovibles siempre fueron Felipe Baloy y Rafaél Figueroa.

Uriel Álvarez: Estaba a préstamo en otro equipo.

Carlos Ochoa: Estaba a préstamo en otro equipo.

Paco Torres: Estaba a préstamo en otro equipo.

Entonces, la base de jugadores a quienes tiene confianza Pedro Caixinha, sigue ahí. Podemos decir que solo uno de los titulares del equipo salió, el Guty Estrada.

Lo más probable es que César Ibáñez ocupe el lugar del Guty, y el recién llegado Eduardo Herrera seguramente ocupará la banca que ya ocupaba Herculez, aunque por su estatura, será una opción interesante para el juego aéreo, algo que no tienen mucho Los Guerreros.

En realidad el equipo no sufrió grandes cambios, llega Néstor Araujo y me parece que el llamado “Pato” vendrá a sumar y peleará la titularidad con Figueroa, porque Baloy será el titular fijo, de igual manera, Javier Orozco llegará a pelear por un puesto titular en la Delantera Guerrera.

Creo (y esto es a título muy personal) que el supuesto interés de la Directiva Guerrera sobre Fidel Martínez de los Xolos de Tijuana no fue real, fue solo estrategia para calmar un poco a la afición que clamaba por una “contratación bomba” debido a tantas salidas de jugadores, pero era muy claro que el interés del Santos Laguna fue siempre el de bajar la nómina, por eso no pudieron renovar el contrato del Guty y por eso fue que vendieron a jugadores como Gerardo Lugo y Herculez Gómez. Y después llega el “Chuleta”, que sin duda es una buena contratación y no era un jugador tan caro como el xoloitzcluíntle.

En Santos Laguna, ningún jugador está por encima de la institución, y esto se ha visto a través de los años, si no lo estuvo Jared Borghetti, quien ha sido el máximo ídolo santista, el mayor goleador de Los Guerreros y de la Selección Mexicana, o Rodrigo “El Pony” Ruíz o Héctor “El Ruso” Adomaitis, solo por mencionar algunos, entonces ningún otro lo está ni lo estará.

A los que se fueron les deseamos el mayor de los éxitos en sus nuevas etapas, y a los que llegan hay que apoyarlos y hacerles sentir de inmediato ese sentimiento que significa SER GUERRERO.

Por cierto que, muy acertada la despedida que hizo Herculez Gómez a través de su blog hacia la afición guerrera, una muy buena acción de su parte y además utilizando las palabras correctas, ya que no se cerró las puertas como lo han hecho otros que se van del equipo.

ANIMO GUERREROS!!!…

Contacto vía twitter:  @napoleonname  |  @pasionguerrera

Foto: clubsantoslaguna.com.mx