Por Omar Carrillo Esquivel 

Twitter: @miragecarrillo

Diariamente escuchamos de gente que fallece por todo tipo de causas y hasta cierto punto nos parece lo más normal del mundo, porque a fin de cuentas es parte de la vida.

¿Pero qué pasa cuando una figura pública deja de existir? Lo escuchamos en todos lados, noticieros, periódicos, radio, en nuestro lugar de trabajo y un gran etcétera. En ese momento nos damos cuenta que todos somos humanos y que la muerte es lo único que tenemos seguro en nuestro camino y que un día hasta nuestros héroes caerán.

Christian (el chucho) Benítez militó en el Nacional (Ecuador), Santos Laguna, después tuvo una corta etapa en el futbol inglés con el Birmingham, para después regresar a México con el Santos Laguna para después ir al América

Chucho llegó a santos poco después de la reestructuración del equipo donde en sus dos etapas anotó en 51 ocasiones, también siendo pieza clave en el 2008 al conseguir nuestro tercer título en contra del Cruz azul.

Benítez tuvo cierta obsesión con volver a Europa, siempre mostró deseo de dejar el fut bol mexicano y más notoriamente en su etapa con el América, donde continuamente externaba su deseo por irse.

Al final se decantó por el fut bol qatarí donde firmó con el equipo El jaish SC escogiendo el dinero sobre la calidad del futbol de la mencionada liga, fueron muchas las críticas al respecto debido a que en su mejor momento futbolístico escogió una liga de bajo nivel.

Esta mañana nos enteramos que había fallecido por un paro cardio-respiratorio debido a la lenta atención medica en un hospital de la localidad, un día antes había tenido su primer y último partido con su nuevo club.

En su etapa con los Guerreros Chucho siempre mostró profesionalismo y entrega, siendo siempre un artillero de peligro con mucha velocidad y técnica. En la Laguna brindó muchas alegrías con cada gol que anotaba y siempre que el tomaba el balón el equipo contrario tenía que temer.

Esta misma tarde me enteré que la directiva lo había nombrado guerrero de honor y santo inmortal, con lo cual estoy completamente en desacuerdo.

Con todo el respeto que Christian Benítez me merece, ¿ustedes creen que es merecedor del título Santo inmortal?

Cuando en verdad no fue un jugador que sintió la camiseta, cuando dejó al santos en su primer oportunidad de hacerlo, hay muchos jugadores que después de haber jugado con santos y terminar su carrera han hecho su vida en la laguna, porque se enamoraron de la institución y de sus colores y sobre todo de la afición.

Benítez siempre buscó dinero, lo cual también entiendo. Todos quisiéramos tener dinero suficiente como para preocuparnos por otras cosas, pero lo que yo pongo en duda es el título, ¿recuerdan cuando se fue al América celebró todos sus goles contra los guerreros y cuando fue cuestionado dijo que él lo iba a hacer porque eso ya había quedado atrás?

Espero no ofender a nadie porque yo también mesiento consternado con su sorpresivo fallecimiento y porque después de todo siempre lo recordaré como un gran jugador, pero creo que no podemos llamar santo inmortal a alguien que nunca se sintió santo.

Mis condolencias para su familia y amigos, el futbol mexicano y el mundial está de luto, que en paz descanse Christian Rogelio Benítez Betancourt

1/5/86 – 29/7/13

 

Foto| El Siglo de Torreón