Empecemos por no decir »Perdió Santos», más bien perdimos y fuimos derrotados en casa por un rival que nos superó en todos los aspectos en la cancha, con una defensa y un portero muy concentrados, con una media cancha que no regaló nada y con una delantera que hizo lo que Oribe y Darwin hacen con otros equipos »Jalar la marca’.’ Creo que nos dieron una dosis de nuestro propio chocolate con contragolpes que le hicieron daño a santos, sin duda Matosas supo anularnos contrarrestando la media cancha santista dejándola ineficiente y tomando las espaldas de la defensa guerrera.

Oribe poco pudo hacer, Oswaldo antes de los goles desvió varios tiros a gol de los delanteros del León. Nestor Calderón la verdad no me había dado cuenta que estaba jugado porque estaba perdido al igual que Darwin Quintero, a quien se le avecina un tiempo en la banca por la actitud tan mala que tuvo al salir de cambio que ni a la platica del medio tiempo con Caixinha fue y se quedó sentado en la banca los quince minutos de intervalo del partido.

Realmente es difícil calificar al equipo cuando el rival te superó ampliamente en la cancha con buen futbol, con idea futbolística y con jugadores inteligentes que hicieron la diferencia en la cancha, Caixinha sin duda a parte de trabajar en lo futbolístico, también tendrá que trabajar con la disciplina y actitud de algunos jugadores, ya que eso puede afectar al equipo y no quiero escucharme dramático, pero con actitudes que han mostrado días pasados Rentería y lo que acaba de hacer Darwin puede romperse el vestidos tomando una actitud negativa de algunos jugadores hacia el técnico.

Se perdió, nos derrotaron en nuestra casa donde se supone que somos fuertes, pero solo fue una derrota en esta guerra. Que esta derrota sirva para fortalecer al equipo, que los jugadores y técnico no vuelvan a aflojar ya que en este sistema de competencia con uno o dos partidos que se dejen ir puntos de estar en los cuatro primeros lugares de la tabla general un equipo puede pasar hasta el noveno y estar fuera de la zona de calificación.

Preocupa la actitud y frustración de algunos jugadores, porque eso demuestra que el equipo no esta en total armonía y con una mala actitud en el plantel, se puede venir abajo todo lo que se ha trabajado y todo lo que se ha planeado, así que por el bien de santos esperemos que solo sea un berrinche del jugador y que reflexione y se de cuenta que si se le saca del partido es porque no está aportando ni teniendo buen desempeño en el equipo y cuando juegas mal, en vez de ayudar a tu equipo terminas afectándolo.

 

Foto | mediotiempo