Santos hoy se le vio mucho mejor juego; orden e idea futbolística. Se vieron dos aspectos en el primer y segundo tiempo. En el primero, vimos la capacidad ofensiva, en cuanto a generación de jugadas a gol y también algo que cabe resaltar en un equipo que está levantando tanto anímicamente como en su juego. Tiene buena respuesta ante un marcador adverso, así como en la cuestión de disciplina de jugadores, Santos se vio abajo en el marcador y a base de orden, paciencia e inteligencia en pocos minutos dio la vuelta, dándole volumen de juego en todos sus bloques, y más precisión en los pases.

No cabe duda de que el cuadro que inicio ante Morelia debe ser el titular teniendo sus reservas con Felipe Baloy que hoy se vio muy sólido defendiendo tanto por arriba como con el balón en el pasto, tal parece que para que Baloy juegue bien lo tienen que sentar tres o cuatro partidos para que se ponga las pilas.

Darwin también hoy se noto diferente en su juego, sin exagerar la conducción del balón, sirviendo pases a los compañeros, jalando mucho la marca para dejarle espacio a Oribe y viniendo desde atrás.

El segundo tiempo vimos otro esquema de Santos a la defensiva pero atacando con contragolpes, con jugadores rápidos como Escoboza, Oribe y Darwin que no cabe duda que cuando se asocian son un dolor de cabeza para los defensas rivales y potencialmente letales al ataque.

También destacar que hoy Pedro Caixinha planteo muy bien el partido ante un equipo que está jugando bien en este torneo como Morelia. No solo lo planteó bien desde el inicio, si no que supo leer muy bien el partido ante la rigurosa expulsión de Mauro Cejas, manejando el partido a manera y conveniencia de Santos. Así como un buen juego en conjunto, buenas asociaciones, tanto en defensa, media y ofensiva.

Partido sumamente interesante en cuestión de táctica por parte de Santos Laguna, generando juego ofensivo y defensivo al mismo tiempo, abriendo el juego a todo lo largo y ancho de la cancha, eso es lo que no se veía desde hace tiempo. En juegos pasados solo basaban su ataque por el centro y hasta resultaba algo monótono el ver que nuestros atacantes solo chocaban con la defensa rival, pero ante Morelia se vio ese juego con variantes en todos sus bloques. En lo personal, la expulsión de Cejas sirvió para ver bien el funcionamiento del bloque defensivo y de media cancha.

Por último, resalto al incansable Oribe Peralta, quien es un jugador con gran carácter y que puede ser un factor para que Santos juegue bien, ya que contagia a los jugadores con su actitud. Tal vez, Santos tenga una gran Oribedependencia ya que es un líder en la cancha; no es aquel que ordena y grita, sino que es un líder que contagia a sus compañeros a ir adelante. También destaco a un jugador que deberían de voltear a ver los directivos de Selección; Rodolfo Salinas, que a mi forma de pensar, aportaría mucho más que un ya desgastado Gerardo Torrado.

 

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera

FOTOGRAFÍA: Biblioteca