El torneo ya está a punto de finalizar y Santos Laguna cada vez lo veo más firme, con una estructura más sólida y un juego colectivo que acrecienta conforme pasan los juegos.

La jornada anterior sinceramente creí como todo aficionado del club, que al equipo le pesarían las ausencias de Oribe Peralta y Alonso Escoboza quienes están concentrados con selección nacional, pero viendo el partido y analizando el parado la verdad es que Eduardo Herrera y Néstor Calderón cubrieron muy bien esas vacantes, incluso Herrera anotando dos goles que fueron clave para la victoria en Cancún.

La racha positiva que ha tomado el equipo sinceramente nos da para tener esa ilusión de levantar la copa, recordando que el equipo solo ha perdido un encuentro en lo que va del torneo y de visitante aún se mantiene invicto, quedándole solo dos juegos de visita y uno de local, Guadalajara, Chiapas y Veracruz.

Otro punto a seguir es que Darwin Quintero se nota que dejó atrás la negatividad y el mal juego que traía encima, ya que en los últimos encuentros se le ha notado una actitud muy diferente y esas ganas de aportarle al equipo.

Santos cada día se afianza más a un estilo que lo diferencía y lo caracteriza de los demás rivales, incluso ya hasta proponiendo, no cambiando ese estilo y forma de juego cuando se es visitante, algo que si hacemos memoria, al equipo le costaba mucho trabajo sacar puntos fuera de Torreón.

Algo que también destaco del equipo, son las ganas y la actitud para estar en los primeros sitios de la tabla, recordando que hay de por medio dos boletos y medio para la próxima Copa Libertadores de América, lo que hasta el momento Santos ya tiene asegurado mínimo el medio boleto para disputar el repechaje ante algún equipo sudamericano.

Los jóvenes, algo que Pedro Caixinha ha sabido aprovechar muy bien, recordando que tras la salida de algunos elementos, la mayoría pensábamos que el equipo se caía a pedazos y ahora los jóvenes y la gente de experiencia están se han complementado perfectamente sacando la cara por el equipo.

Sinceramente yo como aficionado me siendo feliz con el equipo, me siento motivado y a la vez orgulloso de todo el plantel, la firmeza y el buen juego hacen que cada día sueñe más con la quinta estrella, aún falta camino por recorrer y obstáculos que vencer, somos conscientes de que también hay rivales fuertes, pero sabiendo que si se les puede ganar, el equipo tiene con que salir a flote y sobre todo tiene una identidad.

Santos Laguna sin duda es serio candidato al título y no lo digo por los puntos ni por la calificación a la liguilla, lo digo porque es un equipo que tiene “entrega, lucha, corazón y lo más importante, Humildad”, algo que lo hace cada día más grande, porque recuerden que “Guerrero No Cualquiera”.

Contacto Directo | @pasionguerrera @xRODRIx

Fotografía | Archivo