.

Comenzó la liguilla del futbol mexicano y al Santos Laguna le tocó enfrentar a los Gallos Blancos del Querétaro, un partido que de antemano se antojaba difícil aunque con la balanza inclinada hacia Los Guerreros.

Al inicio del encuentro, ambos cuadros tuvieron acercamientos importantes hasta que Carlos Darwin Quintero hace un golazo con un tiro de media distancia abriendo el marcador y poniendo al cuadro de La Laguna al frente.

Sin embargo, los queretanos no bajaron los brazos, de hecho en el primer tiempo gracias a San Oswaldo no cayeron los goles que pudieron cambiar el rumbo del encuentro.

Gracias a un error defensivo y a otra magistral jugada, nuevamente Carlos Darwin Quintero anota poniendo un 2-0 que parecía una losa muy pesada, pero el espíritu combativo de los Gallos los hizo jugar mejor, un espíritu que antes caracterizaba a Los Guerreros y que lo han ido perdiendo.

Llega el tercer Gol Guerrero y con esto parecía que estaba liquidada la serie de cuartos de final, pero ahí es donde el equipo del Santos Laguna se cae, y esto les ha pasado a lo largo de todo el torneo. Cayeron en excesos de confianza y si de por sí la defensa no estaba dando un buen encuentro, después del 3-0 se relajaron más y dejaron solos a los ofensivos queretanos.

Yo vi a un Santos Laguna partido por la mitad, me explico: de media cancha hacia adelante jugando muy bien, a Oribe Peralta lo marcaban entre tres y aun así hizo algunas jugadas y puso un pase para Darwin que a la postre resultó en gol. Alonso Escoboza también estuvo muy participativo y contribuyó con un gol.

El problema era la defensa, y es que desde antes que iniciara el encuentro, al conocer las alineaciones uno se pregunta, ¿por qué vuelve a poner a Osmar Mares?, ¿Por qué cambia de perfil a Javier Abella?, ¿por qué no inician César Ibáñez?, ¿por qué no va de inicio Osvaldo Alanís que ha hecho muy buena mancuerna con Néstor Araujo?

Osmar, como es su costumbre, dejaba libre la lateral que debía cubrir para convertirse en un central más. Felipe Baloy se la pasó dando golpes y reclamando faltas, de hecho se salvó de ser expulsado cuando le pega un rodillazo en la espalda a un adversario después de rechazar un balón, el árbitro solo juzgó la falta pero era para roja directa.

Néstor Calderón volvió a ser el fantasma que era al inicio del torneo y los goles en contra cayeron por desatenciones en la defensa, por perder la marca y dejar solo al rival.

Pedro Caixinha deberá trabajar mucho en el aspecto defensivo.

También el cuadro de Querétaro pegó y pegó mucho, sobre todo a Darwin Quintero y también se salvaron de varias tarjetas tanto amarillas como rojas. El árbitro permitió muchas patadas y se equivocó para ambos bandos.

Aunque los dos goles le dan vida a Los Gallos Blancos, sinceramente yo creo que la serie ya está sentenciada, Querétaro tendría que ganar por diferencia de dos o más goles y Santos Laguna estará en su casa y con el apoyo de su afición.

Para Los Guerreros cualquier empate es bueno, incluso pueden perder por diferencia de un gol siempre y cuando no acepten cuatro goles en contra, es decir Santos Laguna pasa a semifinales ganando por cualquier marcador, cualquier empate e incluso perdiendo 1-0, 2-1 y 3-2, ya que el primer criterio de desempate son los goles de visita y el segundo criterio es la posición en la tabla.

Querétaro tendría que ganar forzosamente con diferencia de dos o más goles, o por diferencia de un gol con un marcador mayor de 4-3.

Yo espero que nuestros Guerreros busquen hacer el gol desde el inicio del juego de vuelta, ya que esto sí podría matar las aspiraciones del Querétaro.

El próximo domingo hay que llenar el Estadio Corona y apoyar al Santos Laguna en su lucha por conseguir la quinta estrella.

ANIMO GUERREROS!!!…

Contacto vía twitter:  @napoleonname  |  @pasionguerrera

Foto: mx.deportes.yahoo.com