Los Guerreros bailan al son que les toquen, y la defensa bailó con la más fea…

Como ya lo hemos visto en varias ocasiones a los largo del torneo, Santos tiene el mal hábito de aflojar el ritmo;  ceder el balón al rival en los partidos. Esto no es de extrañarse ya que Santos es un equipo que juega al ritmo que le marcan los rivales, si un equipo no le exige, terminan por contagiarse del mal juego y relajarse en la cancha.

En cambio si el rival le empieza exigir, los Guerreros comienzan a ser mejor en la cancha aún con los cartones en contra, ya que cuando van abajo en el marcador, curiosamente es cuando mejor han jugado, y termina ganando los partidos.

Muchos dirán; “se ganó y es lo que importa”, efectivamente se ganó, pero también cuenta la forma como se gana un partido. Simplemente terminamos el partido 3-2 porque Oswaldo se lució con grandes atajadas, y porque los postes de la portería también juegan. Pero seamos honestos, era para que Gallos fácilmente se hubiera ido con el empate y hasta con la victoria al TSM.

Realmente lo de ayer si fue de preocuparse, ya que la defensa y especialmente Baloy y Mares tenían una tremenda fiesta, donde pasaban todos los que querían pintándoles la cara, ganándoles las espaldas y sinceramente con esa defensa no se va a llegar lejos en la liguilla.

Creo que la defensa que dio buenos resultados fue la del comienzo del torneo, con Ibáñez, Araujo, Alanís y el joven Abella. Claramente ayer se vio que Baloy no está para ser titular y mucho menos para jugar la liguilla junto con Osmar Mares. Se cometieron no una, sino muchísimas tonterías.

Baloy jugó gratis el partido, porque si el árbitro hubiera visto el rodillazo que le dio en la espalda al jugador del Querétaro; fácil era de roja y nadie hubiera dicho nada. Es algo que ya es costumbre del panameño; ganarse tarjetas, cometer penales y hacerse expulsar tontamente, no sé si lo haga conscientemente o simplemente salga desconcentrado a la cancha, porque la mayoría de los errores del jugador, son errores tontos e infantiles.

Esperemos que en los siguientes partidos los jugadores se comprometan más y saque un resultado bueno, porque ya hace mucho tiempo no se gana con comodidad; con un marcador amplio. Por lo contrario, se complican los partidos por esos errores que van directo al marcador en contra.

Podríamos decir que Querétaro esta liquidado, y que es difícil que gane en el TSM, la mayoría de los santistas lo pensaran, pero recordemos que en el fútbol todo puede pasar y que nosotros mismos tenemos una frase en una canción: ”No hay grandes ni chicos; solo tú decisión para ganar”. Lo anterior aplica para equipos como Gallos, que por algo están en la liguilla.

Esperemos que esos grandes errores contra Querétaro no pesen y no tengamos que terminar como ya es de costumbre; ”Con el Jesús en la boca”, rogando que acabe el partido.

Cabe aclarar; no es por estar criticando a Baloy y Mares, pero siempre he comentado que en la liguilla es donde menos errores se deben de cometer, y en este partido es donde más errores se han cometido en la defensa.

¿Qué opinan Guerreros?

 

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @eliasblade