Arrancó la actividad del Clausura 2014 para Santos Laguna, que recibió a unas Chivas que se vieron superiores a los locales.

Comenzando el partido, los de casa de vieron sorprendidos con la anotación del Rebaño, por conducto de Omar Bravo, que quedó sin marca después de una serie de rebotes en el área de los laguneros, dejando sin opción al guardameta.

La visita se veía mejor en el terreno de juego, y así lo reflejaba en llegadas al arco rival, sin embargo ya no logró concretar ninguna anotación más. Por su parte, los Guerreros por lapsos componían su fútbol, aunque sin una idea clara al ataque.

Para la segunda mitad, la escuadra albiverde encontró el empate vía penal, de Israel Castro. Los locales se lanzaron al ataque, haciendo figura al guardameta rojiblanco, ya que fue figura del partido tras atajar varios balones claros de gol.

Por su parte Chivas no bajo los brazos e impuso peligro hasta el final del partido, trayendo loca a la zaga lagunera que terminó con un hombre menos, al ser expulsado Oswaldo Alanís.

Sin duda el tiempo que Santos tuvo para trabajar entre un torneo y otro fue corto, y para obtener mejores resultados, deberá trabajar en demasía.

Casi 25 mil aficionados se dieron cita en el Estadio Corona, mismos que aplaudieron el desempeño de su equipo al finalizar el encuentro.

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR

FOTOGRAFÍA: Biblioteca