.

Por fin Los Guerreros consiguieron su primera victoria, aunque les salió cara.

Y no lo digo porque haya sido un partido muy peleado o porque el Toluca fuera a imponer condiciones al Estadio Corona, sino por la lesión del que ha sido hasta el momento el mejor jugador del Santos Laguna, “El Chuletita” Javier Orozco.

Un partido que comenzó con cierto dominio choricero, hasta que Édgar Benítez le propina tremenda plancha a Ribair Rodríguez, tras lo cual es expulsado y deja a su equipo con diez hombres.

Afortunadamente para la causa santista, el jugador uruguayo se pudo recuperar y continuó en el terreno de juego, y de ahí en adelante, Los Guerreros dominaron el resto del encuentro.

Al minuto 31 Aarón Galindo le mete un “caballazo” con la cadera a Oribe Peralta dentro del área y se decreta la pena máxima, que la cobró Juan Pablo Rodríguez, pero el arquero rival logra desviar el balón y hace que se estrelle en el poste.

Pero Javier “El Chuletita” Orozco siguió la jugada y en contrarremate anotó el primer gol del encuentro.

Luego al minuto 35, el mismo Orozco recibe un gran pase, tras lo cual hace un sombrerito a Talavera para solo empujar el balón y concretar así su segundo gol del partido.

La mala noticia es que Paulo Da Silva empuja al chuletita y éste se golpea de fea forma contra el poste de la portería toluqueña. Orozco salió con contusión cerebral e inexplicablemente el árbitro no expulsa a Da Silva.

Al no poder continuar, Caixinha manda a la cancha en su lugar a Mauro Cejas, quien solo vino a descomponer el buen trabajo que tenía el Santos Laguna, ya que cometió sendas faltas que le valieron dos tarjetas amarillas y por ende la expulsión.

Y tal parece que este “jugador”, si no es por lesión es por expulsión, pero nunca juega y cuando lo hace pues se ahí están los resultados.

Los Guerreros tuvieron todavía varias oportunidades para aumentar el marcador, tanto Oribe Peralta como Carlos Darwin Quintero pudieron hacerlo, pero hay que resaltar la labor del portero toluqueño que, de no ser por él, habría sido un marcador escandaloso.

Pedro Caixinha fue expulsado por reclamos tanto de él como de sus auxiliares, él por ser el responsable de la banca, fue quien tuvo que salir.

Regresando al tema de Javier Orozco, los médicos del Club informan que está bien del golpe en la cabeza y que no tuvo consecuencias, pero presenta un desgarre, producto de la misma jugada y por esta lesión estará fuera de actividad al menos por un mes, por lo que por lo pronto se perderá el próximo partido de Los Guerreros, que será ante Tigres en la Ciudad de San Nicolás de los Garza, N.L. y son siempre partidos difíciles, aún y cuando los equipos anden mal, como es el caso actual, así como el inicio de la Copa Libertadores ante el Arsenal de Sarandí.

ANIMO GUERREROS!!!…

Contacto vía twitter:  @napoleonname  |  @pasionguerrera

Foto: www.ecuagol.com