.

En el partido en contra de los Tigres de la UANL se vio una leve mejora en el accionar de Los Guerreros.

En realidad no fue un partido tan espectacular como algunos quieren hacerlo ver, si bien se tuvo un poco más el balón en el primer tiempo y durante el segundo se vieron buenas aproximaciones de ambos cuadros, la realidad es que al Santos Laguna aún le falta mucho para estar en su mejor nivel.

Tigres comenzó dominando el encuentro en los primeros minutos y como resultado de ello consiguió el gol que le daba la ventaja momentánea a los 11 minutos.

El portugués Hélder Baptista, auxiliar de Pedro Caixinha (cabe que recordar que el ex forcado estaba suspendido), tuvo que hacer movimientos muy temprano, y vino el primer cambio de Los Guerreros al minuto 37 sacando a Marc Crosas del terreno de juego e ingresando en su lugar Andrés Rentería que muy poco o casi nada hizo en el resto del primer tiempo.

Sí se antojaba que fuera un contención el que saliera de cambio ya que el Los Guerreros salieron a la cancha con tres de ellos, aunque quizás era más factible la salida de Ribair Rodríguez, quien se veía un tanto desencajado del resto del plantel.

Sin embargo, Santos Laguna comenzó a tener un poco más el balón pero sin mucha idea para ir al frente.

Para la segunda mitad, Los Guerreros salieron más ofensivos y desde los primeros minutos se fueron al ataque ante el rival que se había replegado.

Andrés Rentería fue el encargado de marcar el gol de la igualada a tan solo tres minutos de iniciada la segunda mitad.

El ingreso de Eduardo Herrera en lugar del casi desapercibido Néstor Calderón al minuto 62, le dio más opciones al frente al cuadro lagunero.

Santos Laguna tuvo algunas otras oportunidades para irse al frente en el marcador por conducto de Carlos Darwin Quintero y sobre todo una muy clara de Oribe Peralta en la que quedaba solo de frente al arquero, pero su remate no fue bien colocado y permitió que el portero rival desviara el balón.

Hubo un momento que el partido más que de futbol parecía de tenis, descolgada de uno y contragolpe del otro hasta que llegó el gol de Darwin Quintero que daba la primera victoria en patio ajeno a Los Guerreros, sin embargo el árbitro lo anuló por considerar que Jonathan Lacerda, quien en efecto estaba adelantado, interviene en la jugada, marcando así un cuestionado fuera de lugar.

Al final, no es malo en empate, aunque en muchos de nosotros queda la sensación de que se pudo haber ganado.

Por cierto que nuevamente ingresa a la cancha el nuevo consentido de Don Pedro, el muchachito Sergio Ceballos, quien suplió a Ribair Rodríguez al ´73, y créame Usted que a este jugador lo veremos en todos los partidos del torneo, ingresando de cambio en muchos de ellos, pero no dudo que en uno o dos comience con el cuadro titular, tal y como pasó con Mario Cárdenas, del que poco o nada se recuerda en la actualidad.

Nuevamente repito lo que he dicho antes, no estoy en contra de que se debuten jugadores ni que se les dé la oportunidad a los jóvenes, pero creo que hay partidos y circunstancias propicias para ello, no es para meterlos nomás por meterlos.

Ahora la pregunta es, ¿también va a jugar en Copa Libertadores?

Por cierto que el día de mañana será el primer partido de este torneo internacional que albergará el nuevo Estadio Corona ante el equipo argentino Arsenal de Sarandí.

Aún quedan boletos para este encuentro, por lo que invitamos a todos quienes puedan asistir para que apoyen a los nuestros.

ANIMO GUERREROS!!!…

Contacto vía twitter:  @napoleonname  |  @pasionguerrera

Foto: mmspress.com.mx