Sin duda el estratega de los Guerreros; Pedro Caixinha vino al fútbol mexicano a revolucionar el modo de trabajo entre los deportistas. Haciendo que estos cumplan con sus 8 horas de trabajo, como cualquier otro día de empleo laboral.

El portugués acostumbró a sus muchachos a llegar antes del entrenamiento, tomando el desayuno y comenzar a socializar, posteriormente, el trabajo físico comienza en el gimnasio, para pasar a cancha, y si hay videos que analizar, se realiza en el vestidor. Para finalizar, los jugadores se vuelven a reunir en la comida, que precederá a la salida del Club.

Dependiendo de la carga, si el técnico lo cree necesario, pudiese haber hasta triple sesión, arrancando desde las 7 am, por lo que el futbolista saldría alrededor de las 8 pm.

Si bien, todos podemos ser expertos y sugerir cambios y alineaciones al momento de ver partidos, sólo el cuerpo técnico es quien convive a diario con los jugadores, quien ve el desempeño y habilidades que cada elemento puede ofrecer, sin embargo, así como se le debe reconocer grandes logros a Caixinha, también se le cuestionan otras decisiones que van directamente al puntaje del equipo.

Santos Laguna no ha mostrado una regularidad en su desempeño, precedido de una corta pretemporada,  de lesiones en jugadores claves, expulsiones, o simplemente por baja de juego. El equipo no ha venido mostrando un once constante, por tanto, el técnico ha realizado varios experimentos a lo largo de las competencias:

  • Tres contenciones; llámese como se llame (Chato, Crosas, Ceballo, Ribair…), los elementos que están, se amontonan, no tienen espacio, y son superados por el medio campo del rival, no funcionan, y lo malo, es que se da cuenta de que esta línea no sirve, ya cuando hay una carga pesada para levantar, y no sólo por el duelo contra León, porque contra Tigres sucedió igual, y se vio obligado a modificar.
  • Jonathan Lacerda venía haciendo un papel decoroso como lateral por izquierda, pero cabe señalar, que nunca había sido exigido por velocidad como lo fue el sábado. La posición natural del uruguayo es la de central.
  • César Ibáñez prometía ser el relevo espectacular de Gutty, sin embargo, ahora no se le dan minutos, en ocasiones, si en la banca, ¿Por qué?, la respuesta sólo es del técnico, pero es evidente que podría desempeñar un papel más efectivo que José Abella. Este último no lo hace del todo mal, pero al momento de subir, no sabe centrar con efectividad, siendo el rival quien se beneficia de esto, ya que agarran al equipo mal parado y las consecuencias son letales, muestra de esto, el tercer gol de la Fiera. Ibáñez sabía aprovechar mejor los espacios y poder ser partícipe del ataque con mayor idea.
  • Néstor Calderón no es ni la sombra de lo que un día llegó a ser con los Diablos, en realidad, no posee nivel ni para ser titular con los Guerreros, y no porque el equipo ahorita esté a tope, sino porque a comparación de los demás, es el que peor desempeño muestra en la cancha. Su presencia no se nota, flota en el campo, es como si se estuviera jugando con un elemento menos, y lo sorprendente, es que todos vemos el accionar del elemento, todos… Menos Caixinha.
  • Para todos los rivales es un peligro la ofensiva de los Guerreros, sin embargo, ahorita la pólvora está mojada, ya que de ser de los mejores goleadores, ahora ni Oribe Peralta ni Darwin Quintero, se han hecho presentes en los marcadores, claro que ambos realizan jugadas deslumbrantes, y en ocasiones hasta de sacrificio, sin embargo, los partidos se ganan con goles.
  • Hay elementos que están borrados, como Osmar Mares, que ahora ni es participe de la banca, y aunque el técnico se ha valido de una baja de juego de dicho elemento, ¿Por qué Calderón si juega?

Repito, Caixinha es quien convive a diario con ellos, sus razones tendrá, de porque poner o simplemente borrar a elementos del once, y aunque en muchas ocasiones no estemos de acuerdo, nuestro amor es por el equipo, no por los elementos, aunque en repetidas ocasiones, sigamos preguntando ¿Por qué Caixinha?

 

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR

FOTOGRAFÍA: centraldeportiva.com