.

La frágil y endeble defensiva del Santos Laguna volvió a hacer de las suyas y gracias a sus desatenciones se cargó con una derrota que da mucho qué pensar sobre el futuro inmediato de Los Guerreros.

Nunca se debe menospreciar ni subestimar a los rivales pero la verdad es que comparando los cuadros de Jaguares de Chiapas con Santos Laguna, los laguneros deberían ser mucho más que los chiapanecos, sin embargo, en la cancha se vio totalmente distinto.

El partido comenzó con cierto dominio lagunero, pero parecía que no querían desgastarse, tocaban el balón, a veces iban al frente, pero no corrían, no generaban peligro en la portería rival, sobre todo después del primer gol. Hubo una acción en la que Andrés Rentería podía enfilar hacia el marco, tenía solamente un defensivo que se lo pudo haber llevado por velocidad para encarar él solo al arquero, pero lo que hizo fue frenarse y esperar a que todos, Guerreros y Jaguares, se acomodaran y después tocó hacia atrás.

Con el ejemplo anterior quiero dar a entender que daba la impresión de que se estaban cuidando para el partido del miércoles en contra de Lanús.

En eso llegaron las desatenciones defensivas, mismas que provocaron 3 goles en contra en tan solo 10 minutos. Los Jaguares estaban imponiendo condiciones cuando habían llegado con el título de víctimas al Estadio Corona.

La gente se metió mucho con Marc Crosas, debido a que el español no las ha tenido todas consigo y recordando el autogol en contra del Arsenal en Argentina, pero desde mi punto de vista, yo creo que no estuvo tan mal, los que sí se vieron muy mal en el partido fueron Javier Abella, Rodolfo Salinas y Néstor Araujo.

Un partido que, en el papel debía haber ganado Santos Laguna fácilmente, se complicó tanto que cargaron con una derrota que no estaba presupuestada.

De igual manera en Argentina, Los Guerreros estaban ganando el partido y Pedro Caixinha los manda a defender y cuidar el golecito.

Pero si tienes a la mejor ofensiva del futbol mexicano y también a la peor defensiva, ¡No los mandes a defender!, tienes un equipo que no sabe defenderse, que su principal virtud es atacar, ir hacia adelante, cuentas con gente letal como Oribe Peralta, Carlos Darwin Quintero, Andrés Rentería, Javier Orozco, entre otros.

Los Guerreros están jugando mal en los últimos partidos, y si siguen igual, creo que podemos irnos despidiendo tanto de la Liga MX como de la Copa Libertadores.

Mucho tendrá que trabajar todo el equipo y el cuerpo técnico que encabeza el portugués Pedro Caixinha para corregir esos errores.

En el partido ante Chiapas, hubo tres cosas a destacar:

  1. El debut en la liga de Julio González, que tiene condiciones pero le falta mucho para poder ser considerado como el sucesor de Oswaldo Sánchez, es muy joven y le faltan minutos, experiencia y confianza.
  2. La polémica en cuanto a la playera de Oribe Peralta, que antes de comenzar el encuentro se la tuvo que cambiar porque decía “HERMOSO”, y para el segundo tiempo sí se la puso.
  3. Los peluches recolectados para el GUERRETÓN.

Esperemos que tanto el cuerpo técnico como los propios jugadores se apliquen para enfrentar los siguientes compromisos que serán cruciales, el miércoles ante Lanús en el Estadio Corona, donde deberán hacer valer su condición de local para lograr el pase a cuartos de final de la Copa Libertadores, y el sábado ante Veracruz en el Estadio Luis “Pirata” Fuente, para mantenerse entre los cuatro primeros lugares en la Liga MX.

ANIMO GUERREROS!!!…

Contacto vía twitter:  @napoleonname  |  @pasionguerrera

Foto: radionoticias.com