Santos Laguna si bien no viene aprendiendo de sus errores defensivos, la diferencia es que ahora nos cuesta la eliminación de “Copa Libertadores”, algo por lo que se soñó y se trabajó mucho tiempo.

Todo el torneo lo veníamos mencionando, los graves descuidos y hasta infantiles faltas concentración por parte de la defensiva han sido gran factor en los malos resultados del equipo.

Ayer Jonathan Lacerda fue víctima una vez más de la desconcentración y cometió un grave error que costó el gol para que el equipo de Lanús de fuera adelante en el marcador.

Al juvenil Sergio Ceballos lo traicionó la falta de experiencia y concedió un penal en el cual el equipo Lanús terminó por matar a Santos en el marcador con un lapidario 0 – 2.

Y no es de ayer ni de hoy las malas actuaciones de los defensas, de hecho entre quien entre o juegue quien juegue en la defensiva Santista, pareciera que es una maldición o que la desconfianza en ese sector del campo los está acechando bastante.

Sinceramente no se trata de reventar a ningún jugador, ni culpar a alguien en específico, los errores en el partido de ayer fueron desde la planeación y táctica del Técnico hasta el desempeño de muchos de los jugadores, que sinceramente no le pusieron el producto de gallina que se necesitaba.

Otro punto que quiero mencionar es que el argentino Barros Esqueloto le ganó la partida y le comió el mandado a Don Pedro, el esquema del argentino fue mucho mejor dentro del campo, con todo respeto no nos dejaron meter ni las manitas a la ofensiva y la pocas oportunidades que se generaron arriba, lamentablemente no se concretaron.

“Pitu” Cejas sigue siendo uno más en el plantel, se le sigue dando la oportunidad y los minutos pero parece ser que ese número “10” que porta en el dorsal le está quedando bastante grande.

Desde el sábado pasado en el encuentro ante Chiapas, me di cuenta que el plantel ya se encontraba muy desgastado física y mentalmente, ante la gran carga de partidos que se ha tenido, por lo que también es otro factor del porqué se les ha cebado la pólvora, se les han terminado las ideas y el poder ofensivo que nos venían mostrando a los largo de ambos torneos.

Con esto concluye la participación de Club Santos Laguna dentro de el torneo continental «Copa Libertadores», con un marcador global de 1 – 4 ante Club Lanús.

Sin duda es un doloroso golpe para el equipo pero principalmente para nosotros los aficionados, parecía ser que era una buena oportunidad para trascender internacionalmente pero desafortunadamente por segunda vez en este torneo, los argentinos nos han dejado fuera y han matados las ilusiones de todos los que apoyamos al equipo Lagunero.

Es momento de seguir adelante, seguir apoyando al equipo incondicionalmente pero sobre todo, es momento de analizar que se está haciendo mal, que jugadores no merecen estar en el equipo y quienes no merecen portar ese jersey que es símbolo de lucha y entrega.

Contacto Directo| @pasionguerrera @xRODRIx

Foto | Terra Deportes