.

Anoche en el Estadio Hidalgo, se vio a un Santos Laguna poco combativo, sin mucha ambición para ir al frente, no dieron muestras de su poderío ofensivo y los errores defensivos nuevamente le cobran caro a Los Guerreros.

Pachuca hizo su partido, no hay pretextos, no fue la lluvia ni el frío ni ningún otro factor, Los Tuzos fueron superiores y Enrique Meza le ganó la estrategia a Pedro Caixinha, quien al final del encuentro sale a repartir culpas cargándole la mano a Oribe Peralta y Carlos Darwin Quintero.

Yo discrepo del señor Caixinha, tanto Oribe como Darwin fueron de lo mejorcito que tuvieron Los Guerreros en este partido, es verdad que no se generaron tantas llegadas y no se creó tanto peligro ante la portería rival, pero hubo dos balones que fueron al travesaño y otra que sacó muy bien el conejo Óscar Pérez.

No creo que se deban buscar culpables, el culpable es todo el equipo incluyendo al cuerpo técnico, todo en conjunto.

Si el ex forcado quiere culpar a alguien que culpe al origami de defensa que tenemos, a Javier Abella, a Rafaél Figueroa, a Osvaldo Alanís, a Jonathan Lacerda, por lentos que son y lo mal que marcan, por dejar solos a tres enemigos dentro del área chica para que te rematen a placer; que culpe a Oswaldo Sánchez quien colabora en los dos goles recibidos, sobre todo en el segundo, no puedes dejar que te rematen en el área chica; y que se culpe él mismo por el mal planteamiento del partido y por esos cambios inútiles que manda a la cancha, ¿por qué sigues metiendo a la gente que no te ha dado resultados durante todo el torneo?, si bien Néstor Calderón tuvo un disparo de media distancia que fue al travesaño y que de haber entrado habría sido un golazo, no hizo otra cosa, Mauro Cejas entra y no se nota, no es un revulsivo, al contrario, con su ingreso regalas la media cancha, y Eduardo Herrera, uno no entiende cómo es que quiere oportunidades cuando desaparece en el terreno de juego, y si tienes en la banca a Andrés Rentería y a Javier Orozco, ¿por qué ingresar a Herrera?

Señor Caixinha, no es defender a Oribe y a Darwin, pero “jugadores vulgares” como usted lo dice, son los que usted mandó a la cancha en los cambios, “jugadores vulgares” son los que están en la defensa, lentos, que no pesan, que no saben marcar, que no ejercen un liderazgo, que se estorban entre ellos mismos.

Aún faltan 90 minutos que se jugarán en casa y con el apoyo de la afición lagunera, pero si contra América era difícil, contra Pachuca será casi imposible.

Es también una desventaja de dos goles, solo que a diferencia de la serie anterior, en esta no se pudo anotar de visita, lo que la complica aún más.

Yo confío plenamente en que en Torreón, Los Guerreros podrán anotar dos o hasta tres goles, pero con esa defensa de papel que nos cargamos, es casi imposible no recibir gol, esta defensiva no da ninguna garantía.

Si Pachuca anota en el Estadio Corona, obligaría al Santos Laguna a hacer cuatro goles, ya que el primer criterio de desempate es el gol de visitante, por lo que aún y cuando el marcador global quede empatado, y aunque Los Guerreros hayan quedado en mejor posición en la tabla, por el tema del gol de visitante quien pasaría sería Pachuca.

Por la manera en que han estado jugando, no solo en la liguilla sino durante todo el torneo y en la Copa Libertadores, por no haberse reforzado, por el hecho de que prácticamente no tuvieron vacaciones y no han tenido descanso, y por la endeble defensiva que tiene el equipo, el haber llegado a estas instancias debe darnos por bien servidos, sin embargo, son ya tres consecutivas quedándose en semifinales, y siempre queda la espinita clavada.

Santos Laguna tendrá que hacer un partido muy inteligente y rasgar en la perfección, deberá salir a buscar no dos ni tres goles, sino todos los que puedan anotar y sé que es como pedirle peras al olmo pero, deberán tratar de mantener el cero en la portería.

ANIMO GUERREROS!!!…

Contacto vía twitter:  @napoleonname  |  @pasionguerrera

Foto: televisadeportes.esmas.com