sinembargo

Cuatro de chuleta y uno más de pulpo… y no estamos hablando de una orden de tacos ni estamos comprando por kilos en algún mercado, sino de los cinco goles que casi tienen como campeón al Santos Laguna.

Gran noche para Javier Orozco, quien durante la temporada regular estuvo con la pólvora mojada, pero en la liguilla ha sido otra cosa, 5 goles acumula el centro delantero santista en la presente liguilla por el campeonato.

La contundencia que le faltó al equipo lagunero durante todo el torneo, llegó en el momento más oportuno, así como el entendimiento y el buen juego de conjunto.

Lo que se ha visto en esta liguilla, es la mejor versión de Los Guerreros en el torneo: Agustín Marchesín ha demostrado que es un excelente arquero y aspira a ser nombrado el mejor portero de la Liga MX; el Capitán Carlos Izquierdoz ha sido una muralla en la defensa y también va bien al ataque, incluso contribuyendo con algunos goles en remates de cabeza; Néstor Araujo ha estado imbatible ante la ausencia de Oswaldo Alanís; Néstor Calderón como en sus mejores tiempos, recuperando, pasando, creando jugadas y haciendo goles; Jesús Molina con una labor de recuperación y sacrificio muy importante; en la delantera Andrés Rentería y Djianiny Tavares han sido explosivos y están terminando las jugadas ya sea con tiros a puerta o con centros para “El Chuletitas”.

Todo el equipo está trabajando como relojito suizo y Pedro Caixinha ha cambiado las voces que pedían su salida por alabanzas.

Se hablaba de que sería una final pareja, por los números que había logrado cada uno de los equipos, pero la realidad fue que en este primer episodio, Santos Laguna le pasó por encima a unos Gallos Blancos que ya no sentían lo duro, sino lo tupido.

Sin embargo, aún faltan 90 minutos, ni nosotros como aficionados, y mucho menos los jugadores pueden cantar victoria, hasta que no se escuche el silbatazo final del partido de esta noche sabremos si este gran paso que dieron Los Guerreros se culmina con la obtención del tan anhelado quinto campeonato.

Sí, es muy difícil que Querétaro logre remontar. Sí, es muy difícil que así como está jugando Santos Laguna le puedan hacer por lo menos 5 goles para empatar. Sí, casi estamos acariciando la gloria y sí, casi se consigue esa quinta estrella que se ha estado buscando incesantemente, pero debemos recordar que Los Gallos ya le metieron 5 goles a Los Guerreros en el Estadio de la Corregidora, esto fue en la Copa MX, cuando fueron precisamente los queretanos quienes eliminaron a los laguneros en ese certamen.

Aunque también hay que recordar que Santos Laguna ganó en el torneo regular en el enfrentamiento que tuvieron ambos cuadros en la Ciudad de Querétaro.

Esta final va a ser histórica, puede ser la primera ocasión en que Los Guerreros obtengan un título cerrando de visitantes, Querétaro es la primera vez que accede a una final, por lo que gane o pierda, ellos ya están haciendo historia, y también puede ser la final con más goles anotados por un equipo si es que Santos Laguna mantienen la inercia goleadora que tienen en la liguilla.

Santos Laguna tiene el récord adverso de ser el equipo más goleado en una final, cuando perdió con Toluca por marcador global de 7 a 1, y ahora tiene la oportunidad de ser el equipo más goleador, ya de por sí estableció el récord de la mayor goleada en el partido de ida de una final con el 5-0.

Esperemos que los nuestros no salgan confiados y vayan a proponer el partido y hacer más goles.

Como dijera aquel gran beisbolista de Los Yanquies de Nueva York, Yogi Berra: “El juego no se acaba hasta que se acaba”.

ANIMO GUERREROS!!!…

Contacto vía twitter:  @napoleonname  |  @pasionguerrera

Foto: sinembargo.mx