Ya más allá del resultado, es triste ver como el Campeón se diluye en el fútbol mexicano y demuestra su ineptitud para ganar en casa.

Correspondiente a la fecha 11 del campeonato, Santos Laguna recibió a Dorados de Sinaloa, con la única enmienda de congratularse con su afición aunque fuera poco, sin embargo, una vez más, estando en casa, el equipo no pudo ganar, por lo que salió abucheado de lo que se ha convertido; “La casa del dolor propio”.

Lo que pareció en un principio ser fiesta albiverde, se disolvió con el pasar de los minutos, pues con más toque, el cuadro de Pako Ayestarán se adelantó en el marcador tras una equivocación de la zaga visitante, convirtiendo el tanto Diego González. Antes de finalizar la primera mitad, Cali Izquierdoz marcó el segundo gol que se vio invalidado por el central de la noche.

Para el complemento, el partido cayó en un ritmo aún más semilento, y en una jugada a balón parado, Dorados emparejó los cartones tras un cobro de Walter Ayoví que aprovechó el salto de la barrera local.

Con lo anterior, ambos equipos siguen al fondo de la tabla general. Por su parte, Santos repite de local el próximo sábado cuando reciban a un Toluca que viene de golear.

¡Que nos agarren confesados!

 

CONTACTO  DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR

FOTOGRAFÍA: @pasionguerrera