Dolorosa derrota en el Azteca, y si bien, el funcionamiento no fue el adecuado, y bajo las mismas circunstancias del partido Santos Laguna hubiera sumado aunque fuera un punto.

Quizá fue la altura de la ciudad para Jorge Villafaña, que a pesar del esfuerzo, la lateral derecho del equipo se vio endeble, siendo que este elemento se había dado a notar por no permitir centros y cortas ocasiones de gol. Así mismo, hablando de la otra lateral, lamentablemente César Ibáñez recayó de la lesión de la rodilla que lo ha mantenido alejado de las canchas durante meses, y en esta ocasión no será la excepción, pues será intervenido quirúrgicamente por tercera ocasión.

Como bien lo apunta el equipo, a pesar de que una derrota siempre es dolorosa, ha dolido más ausencia de Ibáñez, pues parecía que por fin se consolidaría, ya que había sentado a Javier Abella; ya seleccionado nacional.

Todos sabemos que el equipo pudo traerse el empate a la Comarca, sin embargo y al no haberlo hecho, se sobresalta la afición, pues después del funcionamiento que el equipo había mostrado, todos pensamos que tenía los argumentos para ganar con categoría en el Azteca, pero si no es Santos el levantamuertos ¿Entonces quién?

De una derrota siempre hay que aprender, y más con las condiciones que se vivieron ante América, por lo que hay que rescatar lo bueno, así se lo mínimo, y mostrar el buen fútbol que nos ha hecho entusiasmarnos con los Guerreros, así que no hay que ser fatalistas y esperamos regresar a la senda de la victoria en casa ante Rayados.

¡AMARILLO! Un tropezón cualquiera lo tiene.  

 

CONTACTO DIRECTO: pasionguerrera DaniitaR

FOTOGRAFÍA: