Por causas ajenas no hubo Calificación Guerrera en los dos anteriores partidos, pero aquí la retomamos.

El colero, el último lugar, el equipo que está condenado y predestinado a descender le dio tremendo baile al Santos Laguna, que parecía ir mejorando y comenzaba a tener una buena racha de partidos sin perder.

Un partido en el que no hubo delantera, los únicos atacantes guerreros que han aportado a la ofensiva, Martín Bravo y Djaniny Tavares, no estaban disponibles para este encuentro, por lo que Luis Zubeldía tuvo que echar mano de Javier Orozco y Andrés Rentería, quienes no levantan su nivel.

Más allá del resultado, lo que molesta a la afición es la manera en que Los Guerreros encararon este partido, sin duda el peor de lo que va del torneo.

Zubeldía sigue haciendo rotaciones y experimentos exceptuando a la “columna verteral” como él mismo la llamó.

En zona defensiva, que es donde se habían visto más sólidos, los peces hicieron lo que quisieron, sobre todo por el sector de Javier Abella.

Es verdad que dos de los tres goles de Dorados fueron “regalos” del árbitro, el primero en un penal inexistente ya que el defensor lleva el brazo pegado al cuerpo y no hay nunca la intensión de tocar el balón, y el segundo en un claro fuera de lugar que no marcaron ni el árbitro central ni el abanderado.

El tercer gol ya fue más producto del desorden y la desesperación de los laguneros, sin embargo, gracias a Agustín Marchesín y a los postes, no se llevaron un marcador más abultado y escandaloso en contra.

Por como jugó Santos Laguna, y por como jugó Dorados, los culichis merecían anotar cuando menos tres goles más.

Dorados jugó con una garra y un pundonor digno de ser ellos los llamados “Guerreros”, nunca bajaron los brazos a pesar de saber ya el resultado de su rival directo en la lucha por el no descenso. Jugaron como lo hacían antes Los Guerreros, con ese estilo que la afición tanto extraña y anhela, de ir por más, con espíritu de lucha.

Luis Zubeldía es el entrenador y quizás él ve el futbol de otra manera, pero uno no entiende cómo es que él es el único que no acepta la incapacidad de gente como Diego González, Javier Orozco, Andrés Rentería, y se va a morir con la suya dejando a esa gente que no aporta.

Creo que si no había delanteros confiables para este partido, era la oportunidad de probar a alguien como Ronaldo Cisneros, quien está destacando en inferiores.

La calificación que otorga Pasión Guerrera en este partido es la siguiente:

 No. Jugador  Calif. Observaciones
1 Agustín Marchesín 7 Evitó un marcador más escandaloso con ayuda de los postes.
5 Javier Abella 4 Los delanteros rivales hicieron lo que quisieron con él.
14 Néstor Araujo 6 Fue el menos malo de la defensa en esta ocasión.
24 Carlos Izquierdoz 6 Aunque se sumó al ataque, en su zona defensiva se vio lento.
16 Adrián Aldrete 5 Lento y desubicado, se salvó de una segunda tarjeta amarilla que le habría valido la expulsión.
11 Néstor Calderón 7 El poco aporte ofensivo del equipo pasó por sus botines.
8 Diego González 5 No aporta nada y se la pasa reclamando, alcanza el 5 porque tuvo la fortuna de anotar el gol.
4 Jesús Molina 7 Prácticamente lo dejaron solo con el trabajo de media cancha y él solo no puede.
17 Ulises Dávila 6 Poco pudo hacer desde la posición que tenía, que no era ni delantero ni mediocampista, algo quiso improvisar el técnico.
9 Luis Ángel Mendoza 7 Tuvo participación al frente como un delantero improvisado, pero no es delantero y no pudo realizar el trabajo que le encomendó su entrenados.
27 Javier Orozco 4 Estorbó más de lo que pudo aportar.
6 Diego de Buen 5 No pudo recomponer el mal trabajo que había en la media cancha.
10 Bryan Rabello 5 Intentó ir al frente los pocos minutos que estuvo, pero nunca encontró un compañero de ofensiva.
7 Andrés Rentería 5 Salvo un disparo que pasó a centímetros de la portería contraria, prácticamente estuvo perdido en el terreno de juego.
   

Calificación General del Equipo = 5.6

 

Sin delantera, contra el árbitro y sobre todo contra la terquedad de Zubeldía, ésta era una misión imposible.

Es más que urgente el regreso de Bravo y Tavares.

A pesar de la derrota, Los Guerreros continúan en zona de calificación, pero deberán enmendar el camino para enfrentar lo que resta del torneo y poder acceder a la liguilla.

Quiero pensar que le está dando prioridad a la Concachampions y quiere tener a todo el plantel listo para el juego de vuelta de la semifinal ante américa, pero la verdad es que Luis Zubeldía ya dio el mensaje más que claro, a él no le interesa lo que la afición y los medios puedan decir, él tiene a “su gente” y se va a morir con ellos, por lo tanto, ya podemos esperar el planteamiento de los siguientes partidos.

O que se den cuenta esos jugadores que son “su gente” de la oportunidad que se les está brindando y hagan algo más, que den el extra, que se mueran en la cancha.

Ojalá Santos Laguna logre acceder a la liguilla, pero con este planteamiento va a estar muy lejos de poder pelear el título.

ANIMO GUERREROS!!!…

Contacto vía twitter:  @napoleonname  |  @pasionguerrera

Foto: mediotiempo.com