Los Guerreros del Santos Laguna concluyeron su participación en el Clausura 2016 el pasado Domingo, al ser eliminados por los Tuzos del Pachuca en la ronda de Cuartos de Final por marcador global de 4 goles a 3.

Con esta eliminación, el equipo lagunero cortó una racha de 8 series de cuartos de final ganadas de manera consecutiva, y habrán de sacarse muchas conclusiones respecto a este semestre futbolístico recién concluido.

El torneo para los Guerreros puede ser definido con una sola palabra: Rachas.

El campeonato comenzó de buena manera para el conjunto verdiblanco, que estrenaba técnico para esta campaña, el argentino Luis Zubeldía. Con 3 triunfos y una sola derrota en las primeras 4 fechas que ilusionaban al aficionado santista con tener un buen certamen y que por momentos mostraba tintes de buen futbol.

Contrario a lo que pasó en las siguientes fechas, ya que se cayó en un bache futbolístico, no sólo de resultados, si no de funcionamiento que sacarían a relucir muchas dudas sobre el equipo lagunero. Al caer como visitante frente a las Águilas del América y como local ante Monterrey, las expectativas de la afición de poderle competir a los equipos con mejor plantel del Fútbol Mexicano, cayeron notablemente.

El siguiente triunfo para Santos se daría en la fecha 9, cuando se visitó la cancha del Jalisco para enfrentar a los Rojinegros del Atlas. El equipo de la Comarca logró sacar los 3 puntos de una manera un tanto cuestionada, al seguir sin mostrar un fútbol convincente. Pero al menos se cortaba una racha negativa, y al parecer comenzaba nuevamente una racha positiva al vencer como local en la siguiente jornada al equipo que posteriormente sería su verdugo en la liguilla, Pachuca.

Ya a estas instancias del semestre, parecían renovadas las ilusiones que tenían tanto el plantel, como el aficionado albiverde. Ya que se encontraban calificados para enfrentar al América en semifinal de la “Concachampions”, y en la Liga ocupaban la quinta posición con 17 unidades.

El cierre de los dos torneos para Santos, fue en la misma tónica que se venía desarrollando, por momentos parecía ser un equipo que deslumbraba, pero por tiempos más prolongados era una escuadra que carecía de idea de juego y sobretodo de marcar goles.

La participación en la Liga De Campeones de la CONCACAF terminaría, con una desafortunada situación para el guardameta Agustín Marchesín, al tener una falla en los tiempos extras del partido de vuelta, a la hora de atajar un tiro libre de Michael Arroyo, del conjunto azulcrema, que terminaría incrustándose en la portería santista para otorgarle el pase a las Águilas a la final, y dejar fuera a Santos Laguna por marcador global de 1-0. Dejando un sabor amargo, de haber podido llegar al menos a la tanda de penales y que se definiera de otra manera para los Guerreros.

En el torneo local, se tuvo un cierre en dos tonos.

Blanco y esperanzador: Al vencer con autoridad a Veracruz y Tigres de la UANL. Y lograr un triunfo como visitante ante Cruz Azul.

Gris y desalentador: Al caer contra Monarcas Morelia y contra Chivas en la última fecha del campeonato como local. Estos dos resultados dieron origen a que Santos cayera en la tabla general. De estar en 3 lugar, a terminar en la séptima posición.

Se finalizó en el lugar 7 de la clasificación general, con 27 unidades. El rival fue Pachuca en los Cuartos de Final. En casa se dejó ir la oportunidad de llevarse ventaja al duelo de vuelta que sería en el Estadio Hidalgo, y se terminó empatando a 1 gol con la lamentable noticia de la lesión de Agustín Marchesín, y con un muy pobre espectáculo y ambición por parte de la escuadra verdiblanca. Los Tuzos si harían válida la localía y terminarían por vencer a los Guerreros 3 goles a 2 en el partido de vuelta. En un cotejo que terminaría de manera agónica, y con un Santos volcado totalmente al frente buscando el tanto, que les otorgará el pase a la Semifinal, pero que no le bastaría y terminarían por queda fuera de la competencia. Nuevamente con algunos lapsos llenos de intensidad, y otros no tanto.

Estos 6 meses para Santos tuvieron algunas situaciones muy buenas. Como el haber hecho 27 puntos, la mayor cantidad desde el Apertura 2013, cuando se hicieron 33 unidades. Otro punto importante fue el volver a ganar y hacer del Estadio Corona una plaza complicada para los equipos que visitaban esta cancha. Pero el punto que quizás sea negativo, es la forma de juego de la escuadra lagunera, la actitud que se mostró en algunos encuentros y la falta de gol que le sigue asechando al club, desde hace ya algunos torneos.

Sin duda alguna, un semestre que ha pasado como los uniformes utilizados por Santos Laguna. De blanco, a gris….

 

Gracias por leerme Guerreros!

Miguel Moreno | Twitter @miguelhommie7

Contacto | pasion.guerrera@invicto.mx