El día de hoy interrumpo la secuencia que llevaba con los post de “Línea por línea” para publicar lo siguiente…

¡No se vale! Si, no se vale que uno como aficionado espera cada 7 días para ver a su equipo. Que uno como aficionado, haga el sacrificio de inveriter en su entrada para el estadio y en algunos casos hasta viajar de un estado a otro para entrar a ver a su equipo. Que uno como aficionado junte sus quincenas para poder comprar una playera original de Santos que cuesta arriba de $1000 pesos; no se vale.

Sencillamente, para los que nos gusta el fútbol, para los que disfrutamos de este deporte, para quien el fútbol va más allá de ser eso y se ha convertido en un estilo de vida; no se vale. No se vale que nosotros nos ilusionemos para ver a un equipo… Perder.

Si, sabemos de antemano que no siempre se gana, pero hay maneras, y de nada sirve que sean 4 jugadores los que se salven cuando un equipo es eso: un equipo, sea de 7, 9 u 11, un equipo es para jugar en conjunto, un equipo juega con la misma idea, un equipo sabe a lo que juega, un equipo sabe que su afición lo respalda pase lo que pase…

Santos Laguna no ha demostrado porque merece ser eso; un equipo. Algunos elementos, si no es que la gran mayoría, trabajan para una empresa que los entrena y paga por eso. La afición no merecemos que 11 personas vistan la verde y blanca y ensucien la imagen de una institución que se ha forjado a base de esfuerzo, que siempre ha luchado contra las adversidades y que merece el mote de Guerreros…

Uno como aficionado quiere ganar, más sabemos que no siempre se puede, por lo que habrá ocasiones que el resultado no este a nuestro favor y aún así tener con que defendernos de las burlas de los aficionados a otros equipos, tener la valentía para decir, sí, mi equipo perdió y aún así me siento orgulloso de él.

Hoy los verde y blancos se han convertido en uno más del montón, parece no haber técnico, no haber defensa, no haber jugadores que de verdad tengan en claro lo que es un Guerrero, porque apuesto sin temor a equivocarme que si hicieran una convocatoria para portar y realmente sudar los colores; miles de aficionados y me incluyo, aunque no sepamos jugar, defenderíamos nuestro mote más que los profesionales que ahorita se hacen llamar Santos Laguna.

Evidentemente no son todos, evidentemente no somos todos, es sólo el sentir de una Guerrera que sabe lo que es la derrota y sabe que a pesar de eso, sigue amando los colores, sin importar quien los porte…

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR
FOTOGRAFÍA: @mediotiempo