Con la novedad del debut del arquero lagunero Carlos Acevedo y el regreso por la lateral derecha de Javier Abella, se presentó el Santos Laguna en el estadio azul. El primer tiempo se jugó con un inicio bastante ríspido en el mediocampo, con desaciertos para ambos bandos.

El equipo de los guerreros se mostró bien ordenado, con jugadas interesantes hacia el frente. El más voluntarioso fue Freddy Hinestroza, al igual que Jonathan Rodríguez, aunque con mayor enjundia que efectividad. Un par de jugadas aéreas claras por parte de Izquierdoz y Molina fueron desperdiciadas tras remates por encima del arco de Corona.

En la segunda mitad, el gol del cruz azul hizo recordar al recibido ante Veracruz en la liga, pues un rechazo al centro hizo que el balón quedara a merced de la ofensiva celeste y Cristaldo aprovechó la pifia para mandar el balón al fondo de las redes en el minuto 57. La respuesta santista tardó en llegar, aunque con poca certeza, con los clásicos contragolpes infructuosos del charrúa Rodríguez, que nuevamente se vió muy solo en la delantera. De cambio ingresaron Dávila, Bravo y Cuero por Abella, Rabello y Armenteros respectivamente.

El segundo gol de los cruzazulinos llegó al minuto 61 por parte de Joao Rojas tras una jugada llena de toques que desequilibró a la débil defensiva guerrera. Martín Bravo y Mauricio Cuero, pasaron desapercibidos en el terreno de juego, pues no lograron perturbar a la zaga de la máquina.

El único gol de los guerreros fue autoría de Jonathan Rodríguez al minuto 82 cuando erró su disparo de penal y en el rebote se lanzó de cabeza para rematar y vencer a Jesús Corona.

En la agonía del partido cayó el último gol de la máquina por la vía del penalti, el andino Francisco Silva puso el tercero en el marcador para ‘encementar’ las ilusiones de los guerreros y volver a pitar luego de 175 días sin conocer la victoria.

Martín Solis | Twitter @martin230

Contacto | pasion.guerrera@invicto.mx