Por ahí dicen que si la haces, la pagas, o quizá el dicho de que en el fútbol hay revancha llegó un año después para Santos Laguna, ya que si bien el paso del equipo no ha sido el ideal, los del Chepo, consiguieron un anhelado triunfo en contra de León que terminó con 8 hombres.

Hay varios comentarios, inclusive de misma afición verde y blanca, que no es posible que apenas se gane por la mínima y contra un equipo que tiene una desventaja considerable de jugadores.

Sin considerar el fútbol que ambos equipos verdes están desarrollando, y enfocándonos más en las situaciones del partido, quiero hacer memoria del primer juego de la temporada del Apertura 2015, en donde el recién Campeón se presentaba en su casa, ante León.

El marcador en aquella ocasión, culminó 3 goles por 1 en favor de la visita, en donde los todavía dirigidos por Pedro Caixinha, terminaron jugando con 8 hombres, esto a causa de 3 expulsiones. La primera de ellas fue para Agustín Marchesín a los 7 minutos de haber arrancado el partido. Los Guerreros no solo fueron sancionados con la tarjeta roja, sino que también se marcó penal.

Djaniny Tavares, fue el segundo hombre que no continuó en el partido, esto tras ver doble cartón amarillo apenas al arranque de la segunda mitad del cotejo. Al minuto 65, César Ibáñez que había entrado al partido por lesión de compañero, fue la última víctima del colegiado que terminó dejando a Santos con 8 hombres.

Cabe aclarar, que no se están juzgando las tarjetas, es decir, si fueron o no bien sacadas tanto en aquella ocasión, como el día de ayer, sino que vaya casualidad, estos dos equipos terminaron ganando sus partidos en contra de 8 hombres nada más.

Y si, quizá sea un abuso ganar contra alguien en desventaja, pero dadas las circunstancias… 3 puntos; son 3 puntos.

¿Karma?

 

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR      

FOTOGRAFÍA: @laaficion