En el marco de su trigésimo tres aniversario; Santos Laguna se encuentra en receso de Liga y Copa, lo anterior tras la fecha FIFA programada. Tiempo que, como comúnmente se dice, cayó de perlas tras un dramático triunfo el pasado domingo.

Dicha pausa servirá para que el equipo, en especial el nuevo entrenador, imponga una forma de juego, ya que, aunque los resultados y el funcionamiento no han acompañado, la verdad, Santos no tiene malos jugadores, hay elementos que pueden aportar mucho no sólo a un partido, sino que inclusive, puedan escribir su nombre en la historia de un equipo que nos ha dado tanto.

Si hacemos un balance tras 7 fechas, de primera instancia nos vamos a ir al fondo y si bien, tampoco podemos echar las campanas al vuelo, dentro de lo malo, también existe lo bueno, ya que sí podemos rescatar algo de las jornadas anteriores, por muy poco que sea.

Cuatro juegos perdidos, 2 empates y sólo una victoria, son el escenario actual de los laguneros, mismo que ni el más pesimista aficionado hubiese imaginado después de ver a un equipo totalmente diferente en partidos de pretemporada, que si bien su nombre lo dice, y son juegos de preparación, fue claro que a más de uno ilusionó con una campaña buena.

Es ahora o nunca que Santos debe regresar. Regresar y representar a un equipo de verdaderos Guerreros, de jugadores que dejen todo en la cancha, de conseguir los más puntos posibles y poder aspirar a una liguilla, inclusive a un campeonato.

Santos tiene los argumentos para revertir esta situación, y sobretodo, tiene una afición comprometida con el equipo, que va más allá de eso, ya que basta ver como se festejó la victoria en el Estadio Corona. Por eso, a partir de la jornada 8, deberá ser un nuevo comienzo para los albiverdes.

¿Se viene el despertar de los Guerreros? ¡Es ahora o adiós A16!

CONTACTO DIRECTO: @pasionguerrera @DaniitaR

FOTOGRAFÍA: mexsport