Santos Laguna se encuentra sumergido en una crisis de resultados, por más que se hayan conseguido dos triunfos en los últimos 2 juegos en casa, la cosecha sigue siendo pésima al apenas sumar 8 unidades en 10 encuentros. Los jugadores que han venido teniendo mayor participación, no han podido presentar su mejor accionar a lo largo del torneo, que por cierto ya se encuentra sobrepasando la mitad del mismo y parece ser que los Guerreros se han despedido muy temprano, de nueva cuenta, de cualquier aspiración para poder pelear por un boleto a la liguilla.

El actual campeonato parecía ser una gran oportunidad para hacer cosas importantes, con elementos jovenes que llegaban procedentes de Europa, y algunos otros del fútbol mexicano que de igual forma habían venido mostrando buenas cosas en su estadía en el balompie nacional. Principalmente se revolucionó el ataque santista para buscar que el equipo por fin convirtiera una buena cuota de goles por torneo. Pero, han pasado ya 14 juegos, entre Liga y Copa, en lo que va del semestre para Santos, y sólo se han conseguido 11 puntos de 42 posibles; se han anotado 16 goles, apenas superando el promedio de gol por partido, y han perforado las redes laguneras en 27 ocasiones, lo que indica que anotarle 2 goles por juego a los Guerreros sería algo común. Las palabras sobran para describir la triste actualidad santista.

Entonces la siguiente pregunta surge: Por qué no buscar algo distinto?. A lo largo del torneo de liga se ha visto a hombres que han estado muy por debajo del rendimiento que se le puede pedir como mínimo a un futbolista que pertenece a un club como Santos Laguna, incluido algunos refuerzos. Es momento de probar a nuevos elementos jóvenes, que demostraron en el  último cotejo de Copa MX ante Veracruz que pueden brindarle al menos, nuevas alternativas al funcionamiento lagunero. Algunos de ellos como Gerardo Arteaga, quién jugara por la lateral de la izquierda y lo hiciera de una gran manera presentando ubicación defensiva y rapidez. Otro jugador que podría cambiarle un poco la cara al equipo sería David Andrade, que llegó como refuerzo para este torneo procedente de Jaguares de Chiapas pero que no ha recibido las oportunidades necesarias, a pesar de mostrar condiciones interesantes y habilidad para llegar a línea de fondo y encarar, puede ocupar la posición de lateral o volante por izquierda. Sumado a estos dos chicos, sería importante seguir dando oportunidad a Gael Sandoval, quién ha provocado 3 penaltis en distintos partidos y es un jugador sumamente desequilibrante, a Ulises Rivas, medio de contención lagunero que ha hecho las cosas bien en Copa MX, y añadido a ésto habrá que ver en que condiciones se encuentra Djaniny Tavares y Ronaldo Cisneros para tener algo diferente en la delantera guerrera.

Es momento de sacar la situación adelante y ver nuevas alternativas ante la problemática actual del equipo, para tratar de cerrar de la mejor manera y sumar puntos a como dé lugar, porque otro torneo con menos de 17 puntos encendería la alerta roja de la tabla porcentual.

Miguel Moreno / Twitter: @miguelhommie7

pasion.guerrera@invicto.mx