Varios jugadores en la historia han vestido las camisetas tanto de Santos Laguna, como de los Gallos Blancos del Querétaro, dejando huellas importantes en alguno de los dos clubes, y en el otro prácticamente su actividad ha sido nula o poco llamativa en relación al anterior. Es curioso, pero si algún elemento ha sido figura en Santos, difícilmente lo será en Gallos, y viceversa.

Tal es el caso de, Héctor “Pity” Altamirano, jugador que primero vistió los colores verdiblanco desde 1998 al 2005, teniendo 7 largos años de un buen rendimiento con los laguneros, sobresaliendo como uno de los mejores defensas del fútbol mexicano en su estadía en Torreón. Sus buenas actuaciones lo llevaron a ser convocado a la selección nacional de México. Anotó 37 tantos con los Guerreros, una buena cantidad para ser defensa. Años más tarde llegaría al Querétaro, para jugar solo 1 año en esa institución. Fue su último club en Primera División y solo anoto 5 tantos. Uno de ellos se lo convirtió justamente a Santos, en el Apertura 2010.

Otro caso de un jugador que ha formado parte de estos dos clubes, ha sido Miguel Becerra, guardameta jalisciense que arribó a los Gallos en el año 2005, para permanecer ahí hasta el Clausura 2007. Teniendo grandes actuaciones en el cuadro queretano, que estuvieron a punto de quedarse en Primera División, pero desafortunadamente perdieron la batalla que tenían, justamente con los Guerreros, por permanecer en el máximo circuito. El “gordo” se convirtió en ídolo para los seguidores de Querétaro, ya que presentaba buenos reflejos y ubicación. También alguna vez llegó a atajarle un penal a Matías Vuoso en el Estadio Corona. Finalmente, Miguel Becerra permaneció en la Primera División al ser transferido a Santos para el Apertura 2007. Tuvo muy poca participación en sus 5 años de estadía en la Comarca Lagunera, y en ocasiones cuando fue requerido tuvo la mala fortuna de cometer errores graves bajo los 3 postes. Vivió bajo la sombra de Oswaldo Sánchez, y salió campeón con los laguneros en dos ocasiones (Clausura 2008 y Clausura 2012).

El más reciente de los casos ha sido el de Andrés Rentería, que pese a no lograr consolidarse como referente con la escuadra albiverde, logró anotar 33 goles en 4 años con los Guerreros. Llegó para este torneo al equipo dirigido por Víctor Vucetich, donde apenas había jugado 2 encuentros cuando se lesionó.

 

Miguel Moreno / Twitter: @miguelhommie7

Contacto: pasion.guerrera@invicto.mx