Hay errores que matan, y hoy Santos Laguna murió víctima de sus propios errores en CU ante UNAM.
Los visitantes dominaron el juego en el primer lapso, y pudieron irse al frente en el marcador, sin embargo la contundencia sigue siendo un dolor de cabeza para los albiverdes.
Para la segunda mitad, Pumas se adelantó rápidamente en el marcador con un muy buel gol de Nicolás Castillo. Mismo hombre que marcó doblete al aprovechar un contragolpe en el que Djaniny tuvo el empate en sus pies. Éste último, anotó el de la honra segundos antes de que el partido se extinguiera, y con ello, el último invicto que tuviera el fútbol mexicano tras 9 jornadas.
Los Guerreros deberán cambiar el chip y viajar a Aguascalientes en busca del pase a Cuartos de Final de la Copa MX.

Dana Ríos | @DaniitaR