Santos Laguna regresó a la senda del triunfo tras vencer a Querétaro en casa.
Los locales controlaron el primer tiempo con llegadas al arco rival, sin embargo Volpi salvó su cabaña en repetidas ocasiones, por lo que la afición ahogaba el grito de gol.
Para el complemento, los Guerreros siguieron en la misma sintonía, jugando ampliamente mejor, pues fue un día de campo para el guardameta Orozco, quien aprovechó un saque de meta con Osvaldo Martínez que metió tremendo pase a Djaniny Tavares que se quitó al arquero para marcar el único tanto del encuentro y que además le diera la victoria a su equipo que no ganaba desde enero.
El triunfo suma de tres unidades para meter nuevamente a los albiverdes en posición de liguilla.

Dana Ríos | @DaniitaR
pasion.guerrera@invicto.mx