Tras sufrir un calambre en la pierna izquierda a los 72’ y ser relevado cinco minutos después, Néstor Araujo cortó una seguidilla de 25 partidos completos de Liga y Liguilla con Santos Laguna.

Y es que el actual capitán santista, quien porta el gafete debido a la ausencia por lesión de Carlos Izquierdoz, no se perdía un minuto de juego desde la Jornada 13 del Apertura 2016, ya que a partir de la siguiente fecha, siempre jugó completo con los Guerreros.

Desde entonces ligaba 25 partidos consecutivos completos en Liga, iniciando esa seguidilla en los últimos cuatro del Apertura 2016, para posteriormente, en el Clausura 2017, ser el único hombre de hierro de Santos, ya que disputó todos los minutos de dicho certamen, registrando 17 juegos regulares y dos en Liguilla.

Iniciaba este Apertura 2017 con 23 partidos completos de manera consecutiva y tras no ser relevado ante Lobos BUAP y Tigres, llegó a la cifra de 25, mismo que por una lesión tuvo que ver interrumpida ante Morelia, cuando a los 78’ le cedió su lugar en el campo a Javier Cortés, quien a la poste jugó su primer partido de Liga con los Guerreros.

Pese a que en el Apertura 2016 registró un partido incompleto por expulsión a los 70’ en la Jornada 5 ante Guadalajara, Araujo no era relevado, ya sea por decisión técnica o lesión desde hace casi tres años.

Ya que en la Jornada 12 del Apertura 2014, curiosamente también contra Morelia, el zaguero fue relevado a los 83’ para darle su lugar en el campo del Estadio Corona a Rodolfo Salinas, quien actualmente milita en el Celaya.

 

Benjamín Nuñez| Twitter @Benjannz

Fotografia| pasionguerrera.com