En comparecencia con los medios, el estratega de Santos Laguna, Robert Dante Siboldi, comentó lo dolido que esta su equipo por haber perdido la posibilidad de seguir peleado por la calificación a la liguilla, sin embargo, comentó que su grupo se encuentra bien para salir contra Rayados de Monterrey y buscar el triunfo, en duelo a disputarse en la sultana del norte el próximo jueves 09 de octubre y posteriormente cerrar de buena manera en casa ante las Águilas del América para sumar la mayor cantidad de puntos.

“Sin duda el jueves no dispondré del mismo cuadro titular que he venido manejando por la situación de lesiones y jugadores convocados con su respectiva selección, no obstante, el equipo que esté saldrá con la encomienda de lograr un victoria, porque si bien ya tenemos oportunidad de calificar, si nos acumular unidad para alejarnos de los últimos de la tabla de cociente, que es la que nos preocupa y ocupa”

“Nuestra motivación radica en un partido que enfrentaremos a muerte ante un escenario donde vas de visitante y que tendrás a un equipo como rival a Rayados, quien siempre te provoca mucha intensidad y además rápidamente se nos presentará la revancha, tras ser eliminados de la Copa MX por ellos mismos la semana pasada. Además de darle su debido respeto a toda nuestra afición que nos ha apoyado en todo momento, por ellos trataremos de logra un triunfo”.

Para Siboldi no es la prioridad ganar para seguir al mando de Santos, ya que antes el principal objetivo llevarse las tres unidades en los dos encuentros que les quedan por la institución y por el prestigio. Sobre los posibles rumores de posibles directores técnicos que podrán venir a los Guerreros, Robert estableció:

“En lo personal no me genera nada, estoy tan ocupado con mi escuadra que no me da tiempo para escuchar o leer, la directiva está realizando su trabajo, por lo que ellos dictaminaran si habrá otro técnico o si me quedo”.

Finalmente respecto a la convocatoria del lagunero Uriel Antuna con la selección, expuso que no hay nadie quien dicte el merecimiento, pues por algo fue nombrado debido al buen nivel que lo hizo llevar hasta Holanda.