Desde tiempos inmemorables, recuerdo que Santos ha sido un semillero de figuras en nuestro balompié… desde la cantera, hasta el haber traído a algunos futbolistas que perdidos en el anonimato, o arrojados a la banca en otras instituciones, el conjunto lagunero ha formado y ha echado “pa’lante”. Jugadores como Matías Vuoso, Djaniny Tavares o hasta el mismísimo Oribe Peralta, que fue cuando jugaba en la Laguna donde tomó el mote de Hermoso.

Francamente y hablando muy claro, el pasado torneo de la Liga MX no nos daba muchas esperanzas al inicio de la temporada; derrotas, empates y algunos chispazos de buen fútbol fue lo que se podía apreciar del conjunto santista, sin embargo no había un planteamiento muy claro de hasta dónde se podría llegar y miren, terminamos por ser campeones. De la mano, por cierto, de figuras como el caboverdiano campeón de goleo, Djaniny Tavares o el “Capi” Izquierdoz, también con la entrega incomparable de un Araujo que por cierto merecía la Copa del Mundo, pero la lesión terminó por dejarlo fuera de las canchas de Rusia.

Pero, bueno… no me quiero desviar del tema; el asunto que no me parece justo en lo absoluto con quienes somos aficionados de los verdiblancos, es que dejen ir tan fácil a las estrellas con las que se ha logrado llegar hasta donde estamos. Como ya lo dije en las líneas anteriores, es de reconocer sin duda el trabajo que se le da a los futbolistas para que ellos logren también otros objetivos, pero también creo que han dejado ir “en bola” a quienes le han dado alegrías a la afición y comparten momentos muy buenos con ellos.

Esta temporada llegamos con bajas que me parecen sensibilísimas: Bryan Rabello (Lobos BUAP), Jorge Sánchez (América), Carlos Izquierdoz (Boca Juniors) y Djaniny Tavares (Al-Ahli). Tan sólo el ex capitán y el actual campeón de goleo del torneo mexicano, causarán un dolor terrible en el planteamiento de Robert Dante Siboldi, y que conste que no demerito el trabajo de quienes se han quedado a salvar el barco del norte.

Pensemos sólo en un par de cosas: han jugado dos partidos digamos importantes, y en ninguno han salido avante; ni el amistoso contra los RGV Toros y mucho menos en la paliza del Campeón de Campeones. Juzguen ustedes, y díganme qué piensan.

Brian Sulvaran  | Twitter @sulvaranmx